Image

Mantén en buen estado tu cabina de hidromasaje

La cabina de hidromasaje se convirtió en un auténtico boom dentro de la sociedad actual que vive en constante movimiento. El tener una en casa es sinónimo de momentos de paz, armonía y relajación. Es por ello que en este artículo te queremos dar algunos consejos para que puedas escoger la que mejor se ajuste a tus necesidades y puedas disfrutar al máximo de ella.

Para comenzar, debes asegurarte de que el lugar o espacio que designes para colocar la cabina de hidromasaje reúna totalmente las recomendaciones del fabricante, como por ejemplo, el techo debe ser un poco más alto que la altura del cuarto, debe haber un espacio de al menos 50 cm de distancia entre las paredes laterales para que se puedan hacer las instalaciones correspondientes, etc.

El suelo y las paredes del cuarto de baño deben estar completamente terminadas, las tomas de agua deben estar a la distancia y a la altura necesaria para poder hacer las conexiones correspondientes, debe haber una conexión eléctrica cerca y el desagüe debe estar situado en un sitio según el modelo que escojas. Este punto es muy importante.

Recuerda que tener en cuenta el tamaño de tu baño es de vital importancia a la hora de escoger una cabina de hidromasaje acorde a tus necesidades. En nuestra empresa Web del Hidromasaje puedes conseguir cabinas cuadradas o rectangulares. Todo esto dependerá de lo que quieras y del espacio que dispongas. También disponemos de productos interesantes como el jacuzzi para jardín.

Después de elegir la forma de la cabina idónea según el espacio que dispongas, deberás escoger el sistema que quieres para el cuarto. Puedes encontrar la cabina de hidromasaje simple donde el agua sale a presión por las boquillas situadas en la pared y que hacen masajes en sitios estratégicos como cabeza, cervical, zona lumbar, etc , y están las cabinas de hidromasaje con sauna, donde el sistema a parte de la hidroterapia normal con el agua a presión genera vapor de agua brindando una experiencia más placentera.

En el mercado existen cabinas que cuentan con beneficios extras como por ejemplo masaje de pies, puertas desmontables que ayudan a una mejor limpieza, asientos, bluetooth para reproducir música y cromoterapia, que es simplemente la relajación a través de los colores.

¿Cómo mantener en buen estado la cabina de hidromasaje?

Según los profesionales de interiorismo, en el baño uno de los sitios más atractivos es sin duda alguna la ducha y muchísimo más si cuenta con una cabina de hidromasaje. Es por ello que este rinconcito de la felicidad para muchos requiere mantenimiento constante para que la durabilidad de la cabina se mantenga en el tiempo.

En este artículo te daremos algunas claves para que conozcas un poco más sobre el mantenimiento de la cabina de hidromasaje, productos muy funcionales y con un amplio sentido de la estética.

Para poder preservar por mucho tiempo la cabina de hidromasaje es muy importante tener una rutina de mantenimiento constante, sobre todo de las paredes que forman parte de la facha exterior de la cabina. Prestar atención a que estas estén pulcras, brillantes, sin sarro e impureza. Es uno de los puntos principales para que el cuarto de baño se mantenga en buen estado.

Una de nuestras recomendaciones es que la limpieza profunda se realice con una periocidad determinada, como por ejemplo cada semana o semana y media, para evitar que las paredes externas e internas se manchen con residuos de jabón, champú o simplemente agua turbia y exceso de cal. Para el aseo de la cabina de hidromasaje puedes utilizar productos de limpieza específicos como limpia cristales, jabones no corrosivos y desinfectantes con olor para que el lugar quede perfecto, sin suciedad.

Las cabinas de hidromasaje cuentan con un conjunto de sistemas por donde el agua sale a presión y esto la esencia de la cabina, pues estos mecanismos son los que realizan el masaje mientras la persona se baña. Esta serie de artefactos también requieren de mantenimiento periódico. Te recomendamos que desmontes los sistemas y los limpies a fondo por lo menos dos veces al año. El producto estrella para su limpieza es el jabón con pH neutro, para que el sistema no sufra mucho los embates de la corrosión y los materiales aguanten por mucho tiempo.

Otro punto importante es realizar también una comprobación completa de la grifería de toda la cabina de hidromasaje y de los sistemas eléctricos con los que cuenta para que se pueda activar la función de hidromasaje. El mantenimiento de estos sistemas es una parada obligada pues sin ellos la cabina perdería completamente su funcionalidad y se convertiría en un cuarto de baño común y corriente. Esta tarea también se debería llevar a cabo cada seis meses. Por otro lado, te recomendamos que limpies la grifería con un paño suave humedecido para que esta quede brillante y libre de rayas.

Para que las paredes de la cabina de hidromasaje no se manchen con los residuos de agua y jabón que quedan tras un baño, te aconsejamos que inmediatamente después de una sesión seques todo el baño con un paño seco y que no dejes rayas.

Si tu cabina ha perdido ese brillo que antes la caracterizaba, te recomendamos que además de lo que te hemos mencionado anteriormente, utilices en cada pared de la superficie un poco de cera para coches de color neutro. Al echarla debes dejar secar completamente y luego la quitarás con una toalla suave, de esta forma pulirás la pared y verás que aparecerá un brillo muy bonito. Eso sí, vita que esta cera caiga en el suelo del baño si no quieres resbalarte y terminar en el hospital.

Otro de nuestros consejos es utilizar una lija de agua (número 2000 aprox.) sobre la superficie de la cabina de hidromasaje y frotar suavemente y con paciencia, luego se coloca un poco de jabón neutro y se retira con abundante agua. Esto lo puedes realizar cuando haya muchas manchas en las paredes, producto de la presencia de moho.

Sin duda alguna la cabina de hidromasaje es una de las opciones más rentables del mercado y ofrece grandes beneficios sin tener que salir de casa. Recuerda que su mantenimiento es fundamental para que funcione bien y dure mucho tiempo.

En nuestra web podrás conseguir un sinfín de cabinas de hidromasajes que van a cumplir con todas tus expectativas. Disponemos por un lado de una sección económica, con precios muy competitivos, y otra sección con cabinas de hidromasaje y función sauna, para aquellos que deseen disfrutar de dos servicios dentro de un mismo equipo.

 

Por: Web del Hidromasaje

¿Qué debes saber antes de instalar tu cabina de hidromasaje?

Cada vez es más común ver hogares en España con una cabina de hidromasaje, debido a que te brindan momentos únicos de relajación, tranquilidad, reposo y bienestar personal. Descubrirás estas sensaciones una vez que la tengas instalada en tu casa, para finalmente olvidarte de todos los problemas y crear tu propio espacio de tranquilidad.

Hay ciertos pasos importantes a cumplir para tener una cabina de hidromasaje, como la elección, la adquisición y en el caso que aquí nos atañe, la instalación. Todo esto debe pensarse con antelación, así que debes considerar ciertos factores para que todo quede libre de errores y de este modo logres disfrutar de tu cabina de hidromasaje en perfectas condiciones. Los procesos de elección se asemejan, aunque con diferentes matices, a los que tendrías que llevar a cabo para la elección de un jacuzzi de exterior.

La evolución de las cabinas de hidromasaje

Cada vez hay más tipos de diseño cuando se trata de instalar una de estas grandiosas cabinas, porque no solo se trata de un tema de estética, sino que cada vivienda es distinta y en muchas ocasiones hay que jugar con los espacios para que la funcionalidad sea fluida y perfecta.

Esta evolución se ha convertido en una serie de elementos que entran en juego para recuperar un espacio y agregarle una comodidad que cambiará tu vida. La cabina de hidromasaje es tomada e n cuenta como un método de relajación, pero también de higiene personal, salud y otros factores claves que las hacen una adquisición realmente valiosa para tu baño.

Si estás buscando ese relax que te da una buena sesión de masajes bajo el agua, aquí te proporcionaremos las claves que necesitas para instalarla perfectamente y empezar a darte baños de bienestar cada vez que lo desees.

Piensa primero en tu estilo

Es fundamental considerar durante esta elección qué quieres encontrarte exactamente en tu baño. Debes hacerte una imagen en tu mente para que tus gustos se encuentren con tus espacios personales. La creatividad es importante, porque vas a crear una combinación donde vas a complementar diferentes elementos y todo debe quedar en armonía.

Simplemente mentalízate en que estás encajando una especie de rompecabezas. Podrías tener una bañera, pero te quieres deshacer de ella, o a lo mejor dejarla e instalar la cabina de hidromasaje junto a todo el resto de los sanitarios, o quizá construir el baño desde cero. Todo esto debe pensarse para no romper con la estética. Aquí te ofrecemos una variedad amplia de cabina de hidromasaje para que puedas encontrar lo que necesitas.

Ahora piensa en el lugar

Independientemente del tipo de cabina de hidromasaje por la cual te decidas, el lugar donde vas a colocarla ya tiene que haber sido seriamente considerado. Busca tu objetivo y define si lo que estás buscando es ahorrar espacio u ocupar alguna esquina que consideres muy vacía.

Además, piensa si te serviría estar en tus momentos de relax justo en ese lugar que tienes en mente. Juega con la ubicación lo suficiente como para aprovechar todas las posibilidades dentro de tu baño.

Decide si quieres una cabina empotrada

Esta cuestión es de suma importancia. Si para ti el espacio dentro del baño no es problema, siempre puedes optar por una vía bastante funcional y que sentará muy bien: las cabinas empotradas. Esto sucede exactamente igual que con los closets en las habitaciones, donde la distribución de espacios sería muy beneficiosa.

Muchos de los usuarios que se deciden por una cabina empotrada tienen un baño que está sujeto estrictamente a un diseño en específico, donde deben fijarse en que las vigas siempre se mantengan, o donde podrían estar frente a ciertos desniveles en el techo o paredes. Si esto es lo que está sucediendo en tu hogar, resuélvelo organizándote de esta forma y crea un espacio ideal para ti y la estructura de tu vivienda.

Considera otros lugares aparte de las esquinas

En la mayoría de los casos se quiere ahorrar espacio y por eso los usuarios se deciden automáticamente por colocar la cabina de hidromasaje una esquina, pero ¿qué opinas de buscar otro lugar dentro del baño? La misma evolución del diseño ha presentado nuevas propuestas que buscan ocupar otros tipos de espacios.

De hecho, existen usuarios que se han atrevido a pensar fuera de la caja y lo han colocado en otros cuartos aparte del baño. Así que tú puedes buscar lo que funcione para ti, recuerda: será el lugar que usarás a menudo para relajarte.

Fíjate en el material del plato

Recuerda que esta es la primera parte de la instalación, así que debemos observarla de cerca. Todo se trata de seguridad y buen funcionamiento. Las cabinas suelen presentarse en cerámica, pero lo importante es que todos los materiales estén siempre en armonía.

Esta etapa de instalación será importante porque lo primero es colocar el sifón del plato de la ducha en el desagüe, ajustarlo a la altura necesaria para que esté nivelado y darle vuelva para ubicarlo fijamente. Aquí no pueden existir desniveles, así que fíjate si es compatible con los otros elementos del baño. Todo debe estar a ras de suelo y trabajando en conjunto.

Debes crear un plan

En fin, todas las etapas en la compra, instalación y uso de una cabina de hidromasaje deben tomarse en cuenta como una especie de proyecto completo. En este caso en particular, todo debe estar pensado, desde la compatibilidad del espacio con las características recomendadas por la marca fabricante, hasta la altura del techo, que debería disponer de unos cuantos centímetros de distancia de separación, al igual que las paredes laterales donde harás la instalación.

Absolutamente todo el espacio del baño debe estar terminado. Sus elementos deben estar correctamente puestos para esperar la instalación de la cabina de hidromasaje, con conexiones eléctricas cerca, cables de fase, distancia para fijar la cabina y un desagüe con una buena distancia para el modelo que hayas comprado, etc. ¡Lo ideal es no tener que rectificar trazados ni hacer ajustes misceláneos!

Si tienes esta oportunidad en tus manos, aprovéchala, pero primero haz que todas las características de tu nueva adquisición y tu próximo espacio a ocupar coincidan lo mejor posible. En nuestro catálogo de cabina de hidromasaje puedes buscar lo que consideres que va a ajustarse armónicamente con tus necesidades.

En www.webdelhidromasaje.com las opciones son bastante amplias, así que tómate tu tiempo para buscar la tuya y cuando finalmente te decidas, ¡a disfrutar!

 

Por: Web del Hidromasaje

Cabina de hidromasaje y confort

Una parte de la técnica de la hidroterapia, está basada en la aplicación de chorros de agua, tonificantes o relajantes, a través del uso de duchas tales como la cabina de hidromasaje, con la ventaja de disfrutar de un sistema de spa que puede ser instalado en nuestra propia sala de baño y ocupando un espacio reducido. También podrás llevarla a cabo mediante la bañera de hidromasaje, pero posiblemente necesites de un espacio superior al de la cabina.

Los chorros de agua, proyectados hacia diferentes partes de nuestro cuerpo, tienen como objetivos aliviar dolores músculoesqueléticos y reducir el estrés (uso terapéutico), además de propiciar el bienestar físico y mental debido a la relajación que aporta la temperatura cálida del agua (entre 31 y 35°C). Los efectos beneficiosos del uso de una cabina de hidromasaje, se traducen a un concepto conocido como confort.

El confort está definido por la Real Academia Española como: “Bienestar o comodidad material”, aunque pueda vincularse con funciones del cuerpo que se puedan ver afectadas (como el sistema nervioso o problemas articulares) en el entorno donde se mueve una persona.

Se puede decir que el confort es la percepción del individuo cuando se eliminan aquellos factores que lo incomodan. Por ser una percepción humana, es de carácter subjetivo; pero existen estudios realizados que han definido rangos o patrones de niveles de confort bajo tablas de valores admisibles para las variadas actividades humanas.

Mientras en el siglo XVII la idea de confort se vinculó con la intimidad de lo doméstico, a través del tiempo evolucionó. Primero lo hizo a un concepto de ocio y comodidad, hasta que se planteó como un concepto que podía ser medido, tangible. Existen muchas definiciones al respecto, como la de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que lo define como “un estado de bienestar físico, mental y social”. Aplicándolo a un ambiente o entorno, es el concepto subjetivo que expresa el bienestar físico y psicológico de una persona ante las condiciones de temperatura (confort térmico), luz (confort lumínico) y ruido (confort acústico).

El confort térmico viene definido por las sensaciones de calor o frío, cuando la temperatura del entorno está por encima de la temperatura neutra de la piel (alrededor de los 33°C).

El confort lumínico, es aquel cuando la intensidad luminosa, el nivel de iluminación y la iluminancia, integran la iluminación correcta para distinguir formas, colores y objetos sin ocasionar fatiga a la vista.

El confort acústico resulta del nivel de los sonidos y ruidos del entorno medidos en decibelios, a partir del cual, afecta el descanso, la comunicación y la salud. Estos niveles se estandarizan y para el caso de un dormitorio residencial, el nivel de sonido o ruido está en un rango entre los 25 y 35 decibelios, tomando en cuenta la hora del día.

A la hora de elegir la cabina de hidromasaje que represente el aporte de condiciones óptimas, tanto terapéuticas como de bienestar o confort, se debe tomar en cuenta en primer lugar el espacio físico de la sala de baño, además del espacio disponible para colocar la ducha. Después de tener definidos y resueltos todos los parámetros técnicos asociados a la cabina de hidromasaje elegida, otras opciones a considerar serían: la cromoterapia (terapia del color); musicoterapia; aromaterapia o un tipo de sauna.

Un añadido importante son los aportes de cromoterapia, desde la perspectiva psicológica y física, porque actúa frente a alteraciones físicas, psíquicas y energéticas, mediante el uso medicinal del espectro cromático de la luz solar.

Como la materia está formada por moléculas que vibran en una determinada frecuencia, el cuerpo humano posee una vibración concreta que varía ante el hecho de estar sano o enfermo. Por lo cual, aplicando luz de colores específicos (vibraciones específicas) se ayuda al cuerpo a alcanzar la salud.

Pero el bienestar y la relajación que aporta la visual del escenario del sitio donde se ubica la cabina de hidromasaje, permite optimizar la percepción de confort del individuo que la disfruta. Es por ello que otro factor a considerar es el diseño del entorno del cual se quiere disfrutar cuando se usa la cabina de hidromasaje: forma de los muebles, elementos decorativos, disposición de los elementos, materiales, revestimientos y colores.

Entre las tendencias actuales y algunos diseños, un ambiente que produce mucho confort por la serenidad y belleza que aporta, es una sala de baño de estilo japonés. La sencillez y simplicidad son las características que definen este estilo. Y por estar dedicado a la relajación, provee confort (bienestar) y paz.

Para lograr el ambiente de diseño japonés, en el cual se disfrutará de las duchas relajantes ofrecidas por una cabina de hidromasaje, existen algunas pautas a seguir en cuanto a los elementos a ordenar:

  • La iluminación: lámpara esférica de papel; si es plegado mejor, porque aporta una sensación ligera.
  • Paneles japoneses: Es un elemento imprescindible en este estilo de decoración. Se trata de tabiques móviles, de papel, pero pueden tener presentaciones en material plástico. Se puede usar para separar los espacios o ambientes de dormir y sala de baño. También se puede utilizar para crear un ambiente íntimo para el acto de desvestirse o vestirse.
  • Accesorios japoneses: Entre estos se pueden citar motivos y objetos japoneses que deben integrarse a la sala de baño donde esté la cabina de hidromasaje, tales como ramas y flores de cerezo, bonsáis y piedras superpuestas piramidalmente, elementos o brotes de bambú, cuadros y elementos zen en el suelo (guijarros, arena), etc.
  • Una fuente de agua
  • Velas
  • Campanas de cristal
  • Flores

El principio zen indica formas ligeras y limpias, con la evocación de la naturaleza, que promueve la paz y relajación para alcanzar el bienestar o confort.  Por ello, los materiales que han de usarse para lograr el diseño de un ambiente japonés, en una sala de baño con cabina de hidromasaje, son: bambú, piedra en el suelo y madera de color claro (exceptuando la madera de pino).

Una vez integrada la cabina de hidromasaje a un ambiente hermoso y relajante de la sala de baño diseñado al estilo japonés, sólo queda disfrutar de la serenidad que nos proporciona este entorno, junto a los beneficios que se obtienen de esos maravillosos chorros de agua que se proyectan en diferentes partes del cuerpo, generando beneficios a la salud por el aporte analgésico a los dolores musculares y la optimización de la circulación de la sangre.

 

Por: Web del Hidromasaje

Las terapias en una cabina hidromasaje

Aprovecha diferentes tratamientos con una cabina hidromasaje

Una cabina hidromasaje tiene un gran número de características consigo, que son mucho más que simplemente un elemento decorativo y funcional que se instala en el baño. Es de destacar que este producto es un auténtico lujo, que fue creado con la finalidad de ofrecer esa relajación y momento de serenidad que son tan necesarios al finalizar la jornada cotidiana. A día de hoy, existen diversas terapias y actividades que se pueden aplicar con ella; ¿quieres conocerlas?

Dentro de las características de una cabina hidromasaje se encuentran, aunque no siempre, generadores de vapor. Pueden ser realmente disfrutables, ya que en un mismo producto el usuario puede disfrutar de diferentes beneficios para la salud. De este modo y en el mismo espacio, es posible darse una ducha rápida antes de ir al trabajo, disfrutar de un masaje en la cervical y lumbar o relajarse con el generador de vapor (función sauna) que nos ayude a conciliar el sueño mejor, entre otros beneficios.

Por lo tanto, se emplea generalmente la cabina hidromasaje para un gran número de terapias. Entre ellas, se puede mejorar la regeneración de la epidermis, un mejor estado de las vías respiratorias o recuperación de las torceduras musculares o contusiones, esto gracias a su capacidad de adecuar la circulación sanguínea.

Por otra parte, es de destacar que la cabina hidromasaje es una de las mejores formas para relajarse ya que genera un estado de bienestar optimo mediante diferentes fórmulas. Una de ellos es la hidroterapia, que consiste en un cuidado del cuerpo o ciertas partes del mismo con temperaturas variadas de agua a presión, ideal si se desea relajar cuerpo y mente y así llegar a un equilibrio total.

Si esto te ha llamado la atención acerca de la cabina hidromasaje, lo cierto es que existen muchas otras formas de relajación. Lee detenidamente y encontrarás un método que te encantará y podrás utilizar en tu propio domicilio siempre y cuando lo desees.

La cabina hidromasaje como el mejor complemento del baño

Otro de los tratamientos que se pueden emplear con la cabina hidromasaje se produce a través de los jets ubicados en la columna de estas duchas. Están preparadas y creadas con la finalidad de realizar masajes, que dan como resultado efectos muy similares a los de la acupuntura. La aplicación del calor con la presión del agua alivia las malas posturas y los dolores musculares, por lo que es un método efectivo que te puede ayudar en determinados problemas.

Existen, asimismo, unas características que la cabina hidromasaje te puede brindar para tu máximo disfrute. Una de ellas es la aromaterapia, que consiste básicamente en una medicina no traumatizante que permite obtener relajación a través de diferentes fragancias y olores de esencias específicas, que te pueden transportar a un lugar que consideres paradisiaco. Este tipo de terapias alternativas está en auge a día de hoy, y se emplea de manera constante en otros productos de wellness tales como los jacuzzis para exterior.

La cromoterapia es un método de armonización empleado por la cabina hidromasaje que hace uso de los colores y la intensidad de ellos se juntan con propiedades revitalizantes de la luz, lo que da origen a una gran variedad de respuestas. Esto es una acción realmente fascinante, que no debes dejar de probar.

En este caso, los colores que se emplean en las terapias de la cabina hidromasaje responden a todo tipo de vibraciones, ondas y ritmos que influyen en la percepción física y psíquica de un individuo. Es por ello que mientras se realiza dicho ejercicio se puede sentir un gran alivio, y como cada tonalidad genera una sensación totalmente diferente al final los beneficios son muy notorios.

Por supuesto, estos colores tienen una gran habilidad para influir en la calidad de vida y de relajación cuando te encuentres en la cabina hidromasaje, lo cual te ayudará a estimular las sensaciones y a eliminar el estrés cotidiano, mejorando tu estado de ánimo de una forma realmente satisfactoria y placentera.

Los colores y su impacto en la cabina hidromasaje

La cromoterapia realizada en la cabina hidromasaje puede ser muy variada, y sus efectos dependen directamente de la tonalidad que se esté empleando en un momento determinado. El naranja, por ejemplo, es ideal si lo que deseas mejorar tu estado de ánimo y eliminar el cansancio después de una larga jornada de trabajo.

Por otra parte, el color violeta es uno de los mejores para activar la imaginación, al igual que el azul, que se centra en la inspiración y la creatividad. La cabina hidromasaje igualmente puede verse iluminada por tonos magentas, los cuales son perfectos si se quiere regular la vitalidad y emprender cualquier acción con las pilas bien cargadas.

Entre otros colores encontramos el verde. El color verde dentro de la cabina hidromasaje genera una sensación de calmante, y se emplea cuando estás en busca de tranquilidad, serenidad y paz. Es una sensación bastante similar a la que uno siente al encontrarse aire libre, por lo que su uso está muy extendido en terapias de este tipo.

Además, se encuentra el amarillo, uno de los colores más concentrados y divertidos de la cabina hidromasaje. Esta tonalidad estimula la mente, el tono muscular y el entusiasmo, por lo que si te sientes decaído puedes emplear dicho color tan energético y recuperarte.

Si deseas emplear la cromoterapia efectivamente en tu cabina hidromasaje, con emplearla durante 30 minutos es suficiente. Estos elementos de baño te pueden permitir sentir diferentes sensaciones, y con la salida de agua tendrás una auténtica explosión de emociones, todo ello sin olvidar las características que se tienen al someterse a las terapias de este tipo de duchas. La cabina hidromasaje es uno de los mejores tratamientos al finalizar el día, por lo que no debes descartarlo como opción para tu cuarto de baño.

Uno de los métodos también conocidos en la cabina hidromasaje es la ducha Vichy. Esta, consiste en aplicar diferentes salidas de agua de un modo simultáneo a lo largo del cuerpo, y sus funcionalidades suelen variar según la temperatura y la presión. Genera un increíble efecto terapéutico ya que relaja el sistema nervioso a altas temperaturas, y revitaliza cuando la piel se encuentre en unos grados más fríos.

Por supuesto, si deseas aprovechar todos los tipos de terapias anteriormente mencionados, es necesario que cuentes con una cabina hidromasaje que ofrezca ciertas características específicas. Es de resaltar que estos productos tienen una gran variedad de modelos y prestaciones, por lo que fácilmente encontrarás una que se adapte a tus gustos y necesidades. Obtén la tuya y goza cada terapia como desees.

 

Por: Web del Hidromasaje

La ducha hidromasaje, beneficios.

2 MODELOS QUE CAUTIVAN Y EMBELLECEN TU BAÑO

Una ducha hidromasaje es uno de los equipos de baño más deseados por las personas, ya que sus ventajas son bastante características y buscadas por individuos que desean tener un espacio de relajación en casa, que puedan utilizar cada vez que quieran. Existen modelos y tipos distintos, y conocerlos hará que sea muy sencilla tomar la decisión de incluir una de estas estructuras en el hogar.

Uno de los primeros factores que se tienen en cuenta a la hora de incorporar una ducha hidromasaje es el espacio a destinar para tal utilización (este factor es crucial también para productos como el jacuzzi exterior). Por ello, si deseas tener un lugar de relajación y cómodo descanso, es necesario que dispongas de un área de al menos unos 90 x 90 cm, así podrás bañarte sin golpearte los codos o sentirte atrapado.

Un hecho que destaca a estos productos es que cuentan con inyectores de masaje en su columna, haciendo que la ducha hidromasaje sea un lugar de relajación disfrutable y divertido. Las duchas italianas también pueden incorporar esta característica como el cliente lo desee, ya que son personalizables en su totalidad.

Por otra parte, una ducha hidromasaje italiana es ideal para todas las personas que tienen una vida ajetreada, ya que tiene ausencia de puertas. Se recomienda que cuenten con un tope que evite deslizamientos bruscos o bloqueos, además de golpes al cristal cuando se abra rápidamente.

Las duchas italianas que se encuentran dentro del repertorio de la cabina de hidromasaje presentan una ligera inclinación, lo que hace que el agua se escurra y no se acumule después de su utilización durante un periodo de tiempo determinado. Ambos modelos, por otra parte, tienen platos rectangulares, permitiendo de este modo que el individuo se siente y disfrute de la terapia acuática de un modo jamás imaginado.

Existen otros detalles de cada ducha hidromasaje que se deben mencionar. Si te interesan, los verás aquí ¡continuamos!

QUÉ CABINA DE HIDROMASAJE ES LA MEJOR EN TÉRMINOS ESTÉTICOS

En este factor, se dice que la ducha hidromasaje italiana es la ganadora en esta comparación. Cuenta con un gran número de elementos personalizables, desde sus dimensiones hasta el tipo de suelo, lo que hace que el grado de sofisticación aumente conforme al presupuesto.

Por otro lado, la cabina de hidromasaje común se fabrica en otros materiales, más económicos, que ni mucho menos disminuyen los de esta serie de increíbles productos. Los materiales son de alta calidad, con cristal de un grosor adecuado y estructuras en acero inoxidable o aluminio.

En términos de instalación, ambos modelos tienen unas diferencias bastante marcadas, por lo que la elección cambiará totalmente la preparación de la estructura elegida, incluso desde antes de iniciar el montaje. Al renovar el baño, es necesario tener en cuenta estas consideraciones:

  • La ducha hidromasaje italiana requiere una estructura que esté al mismo nivel del suelo, evaluar las aguas residuales eliminadas y un grado de inclinación aceptable; Todo ello para que cumpla sus funciones satisfactoriamente.
  • La cabina de hidromasaje tiene un proceso de instalación mucho más sencillo y despreocupado. Se instala por encima del suelo y se evacua sin problemas, se apoya en unos pies y en los rincones de las paredes, y evita que se renueven los muros como en otros tipos de cabinas, las cuales reducen la estética al menos momentáneamente.

Así mismo, la ducha hidromasaje tiene un gran número de formas personalizables, que permiten que se ajusten al estilo del baño. Pueden ser redondas, cuadradas, de una puerta o dos, pero siempre teniendo en cuenta los beneficios y cualidades características propias de estos elementos.

ANTES DE ELEGIR TU CABINA DE HIDROMASAJE CONOCE ESTO

Sin importar el modelo de tu ducha hidromasaje, debes tener en cuenta un gran número de consideraciones que al emplearlas te permitirán disfrutar del mejor de los espacios en donde puedes relajarte y tomar un baño delicioso después de una ardua jornada diaria.

Lo primero que se elige es el tamaño de la cabina, por supuesto todo ello en base a las dimensiones de las que dispongas en tu cuarto de baño. Una vez elegido el tamaño, piensa si prefieres tener un plato de ducha cuadrado (o rectangular) o prefieres uno semicircular, pues dependiendo de ello te inclinarás por una serie de modelos u otros. En nuestra página web tienes filtros de búsqueda que te ayudarán a elegir tu modelo ideal en base a esta serie de cuestiones, ¡y a otras muchas más!

Por otro lado, y volviendo al tema del tamaño, debes tener en cuenta que para el montaje de la cabina de hidromasaje serán necesarios unos centímetros de más; por ejemplo, si el modelo de cabina de hidromasaje que escoges mide 90 x 90 x 215cm, necesitarás un espacio mínimo de 100 x 100 x 220cm para el montaje, ya que en caso contrario te llevará mucho más trabajo montar y adecuar correctamente la cabina en su ubicación final.

La cabina de hidromasaje tiene unos requisitos de mantenimiento, y esto dependerá directamente del modelo y las características que este presenta. Es necesario tener el contacto de los vendedores o los fabricantes, que te permitan evaluar el desempeño y la experiencia de dicho equipo al cabo de un periodo de tiempo.

Por otra parte, el mantenimiento de una ducha hidromasaje es realmente sencillo y práctico. Al finalizar el baño se deben limpiar las salpicaduras de agua con un paño húmedo. Esta tarea se hará hasta que no se vea ningún tipo de mancha y la superficie se encuentre totalmente limpia.

El vidrio debe ser limpiado en periodos de tiempo definidos. La limpieza de la cabina de hidromasaje se realiza con una bayeta suave, agua y un jabón de químicos neutros. Es de vital importancia el uso de estos instrumentos sencillos y poco abrasivos, ya que otros disolventes podrían deteriorar la superficie de la ducha.

Al tener en cuenta lo mencionado con anterioridad, podrás escoger una ducha hidromasaje, instalarla y mantenerla operativa durante mucho tiempo. Llevar a cabo las instrucciones citadas en este post te permitirá disfrutar de todas las características y beneficios de esa magnífica cabina de hidromasaje que siempre habías deseado tener.

 

Por: Web del Hidromasaje

Cabinas de hidromasaje: terapia personal

Las cabinas de hidromasaje y los baños calientes en general se han vuelto cada vez más una necesidad. El agotamiento diario y la vida moderna generan mucho estrés en la sociedad. Cada vez es más común la necesidad de visitar al fisioterapeuta, recurrir a un masaje o a una sesión de hidroterapia o de hidromasaje para mejorar las quejas que el cuerpo puede mostrar, o simplemente como un recurso para el cuidado y la belleza personal.

Cuidar nuestro cuerpo es la mejor forma de favorecer la belleza física y la tranquilidad de la mente. Muchas personas eligen acudir a spas y centros de tratamiento buscando la eliminación de la presión provocada por la jornada laboral diaria. Esta tendencia se intensificó cada vez más y llevó a muchas compañías a verse envueltas en la fabricación de tinas y cabinas de hidromasaje. Una tendencia que resultó muy cara en un principio, pero que con el tiempo la variedad de aparatos y la facilidad tecnológica han facilitado la creación de prototipos más económicos.

Hidroterapia e hidromasaje

La hidroterapia consiste en la utilización del agua como recurso fisioterapéutico y relajante. Los tratamientos con hidroterapia son realizados en una piscina, sauna, balnearios, baños, tinas y cabinas de hidromasaje. El uso de la hidroterapia transciende desde la época griega y romana, aunque lógicamente estos usaban las bañeras de manera más rudimentaria.

En la actualidad, la hidroterapia se inició como tal en un hospital de los Estados Unidos, con la creación de la primera bañera de hidromasaje, con beneficios netamente médicos. Como una medida de respuesta ante la demanda de usuarios de gimnasios y atletas que veían efectos muy positivos en la utilización terapéutica del agua.

El hidromasaje consiste en la realización de masajes a través de una bañera o cabinas de ducha con hidromasaje especializadas y técnicamente equipadas que consiste en la expulsión a presión de chorros de agua a distintas temperaturas que varían -de caliente a fría- para proporcionar el alivio del estrés y todos los procesos patológicos que este conlleva. Las bañeras y las cabinas de hidromasaje contienen un mecanismo que se activa a través de un motor que permite regular los niveles de calor (calefactor/resistencia) y presión ofreciendo distintos beneficios médicos.

Beneficios del hidromasaje

El hidromasaje ofrece beneficios a nuestro cuerpo, pero también se le atribuyen muchos beneficios para la mente. Está recomendado para la relajación, cuidados de la piel y los médicos la utilizan como terapia para enfermedades degenerativas o como recuperación postraumática. Una vez iniciada la terapia de hidromasajes el cuerpo refleja desde el interior las mejorías. A continuación pasamos a enumerar los más importantes:

 

  • El beneficio principal del hidromasaje es el alivio del estrés, tanto físico como mental. Produce relajación y disminuye la ansiedad.

  • Reactiva los procesos circulatorios dilatando los vasos sanguíneos, aumentando la producción de oxigeno, revitalizando las células -lo que ayuda a la regeneración de la piel- y disminuyendo la presión arterial.

  • Disminuye la presión de las articulaciones, los procesos inflamatorios se reducen y relaja los músculos.

  • Reduce el insomnio porque el uso de agua caliente estimula la relajación corporal, lo que ayuda a dormir serenamente (mejorando de manera paralela el estado de ánimo).

  • Disminuye el nivel de azúcar en sangre porque la presión del agua y las temperaturas bajas producen efectos parecidos a los provocados por el ejercicio físico.

  • En caso de enfermedades físicas agudas o crónicas como la artritis, sirve para aliviar los dolores generalizados. Además ayuda a mantener la flexibilidad y movilidad de las articulaciones.

  • Combate la celulitis y contribuye a la eliminación de toxinas al estimular la apertura de los poros.

Hidromasaje en casa

La aplicación del hidromasaje se daba principalmente en los spas, donde utilizan este tratamiento como procedimiento de regeneración para la piel, o en los centros médicos, donde tienen fines terapéuticos. Pero ya no es necesario asistir a una sesión costosa de hidromasaje en un spa. Las tinas de hidromasaje y cabinas de ducha te otorgan los beneficios de la hidroterapia desde la comodidad del hogar. Las opciones son variadas y se ajustan a las necesidades de cada cual. Es posible combinarlas con el diseño del cuarto de baño y conforman un elemento de diseño más.

Cabinas de hidromasaje

En el mercado hay muchos tipos de cabinas. Si lo que buscas es algo económico en nuestra página web podrás encontrar los modelos de “cabinas de hidromasajes económicas” AR-001, AR-002, AR-003 Y AR-004, sin generador de vapor, pero con calidades y prestaciones altas. Son cuatro modelos de aspecto y tamaños diferentes que te brindarán la relajación de un spa sin salir de la comodidad de tu hogar.

Cabina de hidromasaje económica AR-001

Es una cabina que tiene un precio muy competitivo y te permite disfrutar de los beneficios de la hidroterapia con estilo y confort. El montaje es sencillo y puede realizarse por el comprador. Sus dimensiones son de 900 x 900 x 1950 mm, tiene asiento de diseño y un sistema de teleducha extensible con masaje en espalda mediante acupuntura de seis jets.

Cabina de hidromasaje económica AR-002

Esta cabina tiene unas medidas de 900 x 900 x 2150 mm. Ducha con alcachofa fija y teleducha extensible. Es fácil de montar e ideal para el uso familiar. El masaje de espalda es con acupuntura de seis jets. Posee asiento y sistema de iluminación cenital. Estante para alojar el gel o champú, panel de luces en columna y su estructura cuenta con un plato de ducha de material ABS con paredes frontales de vidrio templado. Las paredes traseras de vidrio templado presentan una película de color negro y marcos exteriores en aluminio.

Adicionalmente a esto, tiene cuatro jets de masajes para pies, un sistema de control multifunción, protector electrónico de fuga, sistema de radio FM, sistema de ventilación avanzada y línea para teléfono.

Cabina de hidromasaje económica AR-003

Este es un artículo con mucho estilo, que posee entre sus características dimensiones: 1200 x 800 x 2000 mm. Podrás disfrutar de masaje de espalda con acupuntura de seis jets rotatorios con micro-inyectores. teleducha extensible, ducha fija y asiento en madera. Integra un sistema de iluminación cenital, estante/balda interior y toallero. Cuenta con un sistema adicional de masajes para pies, sistema de control multifunción, línea para teléfono, protector electrónico de fugas, sistema de ventilación avanzada y sistema de radio FM.

Cabina de hidromasaje económica AR-004

Esta cabina económica de hidromasaje tiene unas dimensiones exteriores de 1000 x 1000 x 2150 mm. Al igual que los modelos anteriores tiene teleducha extensible, ducha fija masaje en espalda de tres jets grandes con 30 inyectores. Sistema de iluminación cenital, panel de 12 luces en columna, estante/balda interior.

Por: Web del Hidromasaje

Cabinas de hidromasaje: Los tipos de masaje principales

No hay nada mejor que llegar a casa después de un ajetreado y largo día de trabajo, clases o diligencias, y disfrutar de un buen masaje que relaje tus músculos y te permita drenar toda la tensión y estrés de una jornada muy movida.

cabina de hidromasajeHoy en día, con la existencia de las fabulosas cabinas de hidromasaje, los masajes son una experiencia totalmente nueva, maravillosa y de gran alivio. Ya no será tan necesario tener que visitar a un fisioterapeuta –o llegar al extremo de tener que asistir a su consulta– pues con una de estas increíbles cabinas podrás obtener los mejores masajes, y lo más genial de todos es que podrás hacerlo mientras tomas un suave y caliente baño –más estupendo aún–.

Una de las más grandes ventajas que abarca el tener en el hogar una cabina de hidromasajes es que puedes cubrir distintas partes del cuerpo en las cuales requieres de un masaje por dolor, incomodidad o molestia alguna. Es por esto que en Web del Hidromasaje te explicaremos todos los tipos de masajes que conseguirás con uno de estos maravillosos artículos.

Principalmente existen dos tipos de cabinas de hidromasajes, las que son el hidromasaje simple y las que incluyen además función sauna (o baño turco hammam), pero de cada uno de ellos tendrás diferentes métodos o zonas a estimular.

Cabinas de hidromasaje simples

Entendiendo lo que significa el hidromasaje sabrás con seguridad todo lo que abarcan las cabinas en sí. Como su propio nombre indica, el hidromasaje significa “masaje de agua” y se logra debido a la presión que proyecta el agua emitida por las boquillas –también conocidas como jets– que se encuentran ubicadas en la pared de la cabina.

Los masajes que se pueden obtener al tomar un baño en la cabina de hidromasaje dependerán de la ubicación que tengan los chorros o jets y de la manera en que se produzcan. Los hidromasajes que se dan dentro de una de estas cabinas pueden ser:

  • El hidromasaje pulsante: está forma de hidromasaje actúa de manera que el agua estimule la parte del cuerpo en la cual se ejerce la presión. Su función es esparcir el líquido de manera intermitente y en chorros vigorosos.

Además, con este tipo de hidromasaje, también puedes obtener un mejoramiento en la circulación sanguínea, ya que con los movimientos del agua que van en ascenso y alternamente desde la parte inferior hasta la superior, permiten que la sangre pueda fluir mucho mejor.

  • El hidromasaje constante: como ya lo deja entrever su nombre, se llama constante porque consiste en emitir el chorro de agua permanentemente sobre una misma zona corporal específica. Sirve especialmente para relajar aquellas partes en concreto en las que exista mucha tensión, dolor o molestia.

Zonas a las que puede llegar el hidromasaje

Sabiendo ya que el sistema que tiene una cabina de hidromasaje permite cubrir diferentes partes del cuerpo que puedan estar afectadas por tensión o estrés, la pregunta es ¿cuáles son esas zonas estimuladas y que obtienen uno de estos increíbles hidromasajes?, su respuesta:

  • La zona cervical: este masaje abarca toda la espalda superior, cubriendo el cuello y los músculos de los hombros.

Estos masajes son los predilectos por la mayoría de personas, ya que según expertos esta zona suele quedar afectada al pasar mucho tiempo en posición sentada, leyendo o escribiendo, por mala posición de la cabeza, estar demasiado tiempo parado, usar tacones altos, colchones o almohadas irregulares, etc.

Obtener un hidromasaje en esta parte del cuerpo es una de las formas más eficaces para reducir el estrés, sentirse aliviado y poder conciliar de manera adecuada el sueño.

  • La zona dorsal: esta parte del cuerpo comprende la espalda, lo que consiste en masajes en la columna vertebral y debajo del omoplato.

Los dolores que alteran esta zona del cuerpo pueden ser causados por mantener una vida sedentaria, falta de ejercicio físico, pasar mucho tiempo estresado o por mala postura frecuente.

El hidromasaje en esta zona relaja y amasa los músculos dando confort y alivio para una mañana o noche más tranquila y sin preocuparte por los molestos dolores espaldares.

  • La zona lumbar: esta parte implica la zona baja de la espalda, y el dolor se esparce por el nervio ciático. Generalmente, estos malestares lumbares muchas veces se producen por sentarse de forma inadecuada, en una mala posición o por realizar esfuerzos físicos severos, que pueden llevarnos a sufrir una contractura o lesión en el músculo.

El hidromasaje será una manera completamente eficaz de disminuir estos dolores y encontrar solución a los insoportables lumbares. Pasar un rato bajo el agua en tu cabina de hidromasaje con el chorro dirigido hacia la zona baja de tu espalda te permitirá sentirte mucho mejor y más aliviado, así ya no tendrás tantos problemas al sentarte, caminar o dormir.

  • La zona plantar: aunque esta parte no es tan reconocida como las anteriores, con tu cabina de hidromasaje también la podrás tratar. Se trata de la zona de la planta del pie.

Un buen hidromasaje en los pies es increíblemente reconfortante. Aunque no lo creas, al masajear los pies puedes controlar la ansiedad, relajar el cuerpo en general, mejorar tu presión arterial y por supuesto aliviar la tensión o cualquier dolor que tengas en el pie por pasar mucho tiempo parado o realizar ejercicios en exceso.

Cabinas de hidromasaje con función sauna (o baño turco)

baño turcoSe trata de la generación de vapor de agua dentro de la cabina de hidromasaje. La manera en que esto ocurre es debido a que la temperatura de la cabina se sitúa entre los 50ºC y 70°C y con una humedad alta. Esto permite que la persona que toma un baño en la cabina sienta que se encuentra en una auténtica sauna.

Al estar entre el vapor del agua son muchos los beneficios que puedes obtener, por ejemplo la piel puede desintoxicarse, purificas el organismo, mejora el ritmo cardiaco y el flujo circulatorio, destapa los bronquios y regula la presión sanguínea. Todo esto con tan solo tomar un baño, durante el tiempo que desees, en una cabina de hidromasaje.

Así, conociendo cuáles son los tipos de hidromasajes que existen y las zonas que puedes tratar, será mucho más simple tomar la decisión de adquirir tu propia cabina de hidromasaje, para que la instales en tu baño y tengas tu propia fuente de relax en casa.

Asistir al fisioterapeuta o pasar tus días sufriendo de dolores molestos ya no tendrá que ser más un tema del que preocuparte, pues teniendo una de estas cabinas en el hogar, tus baños serán únicos e inigualables, llenos de confort y alivio.

 

Por: Web del Hidromasaje

Aprende a elegir entre cabina hidromasaje y bañera hidromasaje ¿Cuál es lo mejor para tu baño?

Las renovaciones dentro de nuestro hogar siempre serán necesarias por un tema de funcionalidad, mejoras o simplemente porque nos hemos cansado de determinado aspecto que tenga alguna estancia.

bañera cabina hidromasajeY cuando hablamos de redecorar, la toma de decisiones se vuelve prácticamente insoportable porque muchas veces nos cuesta determinar cuáles son las opciones más viables, rentables y duraderas.

Pero cuando se trata del baño turco, las alternativas se maximizan y entramos en un dilema sobre lo que necesitamos, lo que nos conviene y qué piezas se adaptan mejor a nuestro concepto.

¿Si te toca decidir entre ducha y bañera, cuál elegirías? De plano no es fácil dar una respuesta a tal cuestionamiento, por lo que queremos encaminarte por la alternativa que se adapte más a tu proyecto.

Estas piezas están asociadas a dos características esenciales.

La bañera (o bañera hidromasaje) se toma como punto de referencia a la elegancia y a la funcionalidad en los baños. Se trata de una pieza que aporta un aspecto lujoso y que te brinda comodidad al momento del aseo.

Por su parte, la ducha (o cabina hidromasaje) es asociada a la accesibilidad que tienes hacia el cuarto de baño, sin contar con todo el espacio que te queda para colocar otros accesorios o piezas que te aportan un toque extra.

¿Por qué muchos prefieren las bañeras?

Aunque muchos no lo saben, las bañeras tienen un pasado amplísimo que se remonta al año 1700aC. No se trataba de un elemento de aseo exclusivo de determinados grupos sociales sino una pieza infaltable en cualquier hogar.

Es precisamente el punto de la comodidad y del estilismo el que le sigue dando una enorme ventaja a la bañera sobre la ducha. Pero como todo, es cuestión de evaluar los gustos y las posibilidades.

¿Y las duchas?

Aunque mucho se habla de lo antiguo de las bañeras, es un error pensar que sean dispositivos “modernos”. Realmente se tiene conocimiento de que la sociedad egipcia hacía uso de este tipo de artículo.

Por supuesto, te hablamos de duchas que eran totalmente caseras y que se empleaban de forma rudimentaria para regular la presión del agua al momento de asearse las personas de esa época.

De cualquier modo, la funcionalidad de las que hoy existen también se lleva gran parte de la admiración y preferencia de quienes buscan baños turcos que sean espaciosos. Incluso, buscan en duchas formas de relajación y masaje terapia.

Es cuestión de espacio…

bañera hidromasajeLo hemos repetido muchas veces pero es momento de ponerle en perspectiva. Desde luego, cada quien conoce su rincón de la casa y cuáles son las aspiraciones que desea tener para con esa habitación.

Las bañeras vienen en diferentes tamaños y es algo en lo que primero debes pensar. No descartes la posibilidad sólo porque ya tengas la idea de que son siempre piezas gigantescas que de entrada ni entrarán por la puerta principal.

Y la variedad de las bañeras es tan pero tan amplia que incluso hay modelos que se ajustan a los rincones o a las esquinas, por lo que es sólo cuestión de buscar y dejarse asesorar por expertos en esta materia.

Los baños con bañera siempre lucirán más pequeños. Y aunque no pienses en cosas tan mínimas, las personas que se sienten atrapadas o demasiado ansiosas en espacios reducidos no verán del todo agradable una bañera en su cuarto de baño.

En el caso de las duchas, la amplitud es una de sus virtudes porque se instalan en un espacio que está diseñado para tu entera movilidad y disfrute. Y como el caso anterior, en el mercado se comercializan en diferentes modelos, como las dobles o esquineras, por ejemplo.

Las casas que las diseñan piensan en el mínimo detalle, por lo que las puedes conseguir de cualquier material antioxidante, que no se quiebre, que regule la cantidad de agua, e incluso que incorpore un calentador del agua que utilizarás de manera frecuente.

Lo estético también cuenta

Nuevamente tenemos un aspecto en el que podemos comparar ambas alternativas, pero serán más bien tus preferencias y necesidades las que a fin de cuentas se impondrán. ¿Podría ser una de estas opciones más estética que la otra?

Si hablamos de las bañeras, ya de por sí tienen un punto extra por encima de su “competidora”. Las que se comercializan como el modelo “exento” son de altísima belleza y le aportan un detalle delicado y hermoso a los baños turcos.

Las bañeras que son fabricadas con la funcionalidad de hidromasaje son muy vistosas, pero además de lo evidente, aportan ese plus de caché que no está demás sentir que se tiene. Después de todo trabajamos para darnos nuestros lujos ¿o no?

¿Y si te dijéramos que las duchas tienen su toque chic que no puedes dejar de tener en cuenta? Existe la falsa creencia de que pueden hacer al baño como un espacio básico, barato y sin personalidad pero eso está muy lejos de la realidad.

Hay duchas que incorporan cabinas de hidromasaje revestidas, que incorporan platos a la medida y que hacen de todo el conjunto una maravilla ante los ojos. Nuevamente, es cuestión de ver todas las alternativas que hay para cada uno de nosotros.

¿Cuál es más funcional?

Para gustos, hay colores. O al menos es eso de lo que se trata el amplio mercado de las bañeras y las duchas, por lo que deberías buscar y rebuscar entre las múltiples opciones existentes y escoger la alternativa que más y mejor encaje en tu proyecto.

Las duchas tienden a ganar en este terreno porque te da mucho espacio para jugar, combinar, incorporar y volver a reformar. Pueden cambiar los platos donde sale el agua, hay otras que te permiten instalar extensiones para evitar caídas. El punto más clave y que a muchos les interesará, es que se pueden limpiar con mucha más facilidad.

La funcionalidad no es el fuerte de las bañeras; incluso son consideradas peligrosas, sobre todo si hay personas mayores o niños pequeños en la casa que pueden estar en constante contacto con esta pieza de los baños turcos.

Pero aunque se vean como un riesgo para los pequeños de la casa, estos adoran tomar su baño en una bañera, por lo que no es descartable del todo. Si se trata de limpieza, ahí sí tendrás un poco más de problemas porque no son tan sencillas de asear.

 

Por: Web del Hidromasaje

Cómo instalar una cabina de hidromasaje

cabina de hidromasajeSeguramente estas necesitando aliviar las rigideces del trabajo y comenzar el día de manera relajada. Te podemos asegurar que la mejor manera de conseguir este bienestar es deleitarse cada mañana disfrutando con los beneficios de una cabina de hidromasaje.

 Lo que anteriormente era un  lujo a la manos de unos cuantos, nosotros lo ponemos al alcance de muchos por un precio asequible y económico.  En Web del Hidromasaje disponemos de artículos desde los 1200 € hasta los 2400 €, en función de tus necesidades.

Bienestar, serenidad y relax serán sensaciones que siempre te acompañarán cuando dispongas en tu hogar de una ducha de hidromasaje que te ayudará a eludir los problemas fútiles y lograr tu relajación cada mañana.

El tipo de cabina de hidromasaje que quieres instalar

En primer lugar, tenemos que pensar en qué segmento vamos a instalar la cabina de hidromasaje. Si la colocamos en nuestra bañera, entonces vendrá provista con un caño en la parte inferior, esto servirá para colmar la pila. Pero si  hemos decidido situarla en el plato de ducha, este tipo de compartimiento no lleva este fragmento, suele ir dotada con  jets de agua, asimismo de un asiento abatible electivo.

De igual manera debemos estar al corriente del espacio disponible para instalarlas, pues los puntales pueden ir adheridos a la pared o ubicadas en un rincón. Las primeras se aconsejan en platos de ducha cuadrados, las segundas circulares. Se trata de optimizar el área.

Procedimiento para su instalación

Es importante que previamente nos cercioremos de haber cerrado la llave habitual de paso de agua y que las tuberías estén vacías de líquido. Debemos tener en cuenta la presión del producto, pues si no sobrepasa los 2,5 bares, la cabina no funcionará correctamente. Para conocer este extremo de buena tinta se debe utilizar un manómetro.

Toma las medidas

En primer lugar, antes de ejecutar la compra o reserva de la cabina, es necesario medir el espacio del que disponemos en el cuarto de baño y cuidar de que complementos como el bidé o el lavabo imposibiliten el acceso.

Asegúrate de que las cotas que tomas son las reales tomándolas en dos ocasiones. Si en una pared tienes más espacio que en la contigua, entonces es muy probable que la mejor opción para este tu caso sea una cabina de hidromasaje con función sauna rectangular. De esa manera optimizaras el espacio del que dispones.

Puertas mampara

Debes dibujar unas marcas en la pared donde irán los tornillos y comienza a taladrar sin usar el taladro. No lo actives hasta que llegue al ladrillo, de esta manera garantizas que la loseta no se desgaje. Coloca un cordón de silicona en la parte trasera del perfil y pégalo a al muro. Luego, atornilla en los lados previamente dibujados para finalizar y asegurar la estructura.

Ajusta las hojas de la mampara, tanto la pieza fija como el carril, en las proximidades correspondientes y sitúalos a nivel y escuadra. Pero no las atornilles, ya que hay que adecuar la estructura. Las fracciones de unión en esquina se empotran en contornos que hacen de vigas, sin atornillan. Previamente concuerda su longitud y colócalas a la medida. Los fragmentos para las uniones de las aristas en la parte inferior, las que se instalan alrededor del plato, sí se pueden sujetar de manera concluyente a sus perfiles adecuados.

Ahora, coloca los tablones superiores suavemente con la ayuda de un nivel de burbuja, de manera que la rendija entre ambas puertas permanezca vertical y regular, sin ninguna corriente. Una vez modificados los ángulos y la longitud de los contornos de la parte superior con tornillos de ajuste, se perforan desde arriba. Después, orienta los compendios de vidrio dentro de unos perfiles en U con ayuda del nivelador, realiza orificios con una broca de 2,5 mm y ensámblalos a sus lindes.

Antes de sellar con silicona el contorno de unión entre el plato y los perfiles inferiores, pon cinta de pintor, cubriendo los bordes inferior y superior de la junta, para guiar el cordón del pegamento. Espárcelo con mucho cuidado y asegúrate de que la pega forme un fleco continuo y no tenga burbujas.

Elimina el exceso con una paleta, y de esta manera no quedarán manchas de silicona. Este producto es muy difícil de retirar después de haberse secado, así que es mejor invertir un poco más de trabajo ahora que nos evite perder tiempo en el futuro. Para finalizar pasa un paño untado con detergente disolviéndolo en agua por encima del pegamento. Déjalo secar por 24 horas.

Soportes metálicos

Formando la figura de una L con cuatro tornillos que encajen perfectamente en los tacos.  Colocamos, entre la toma de agua y los latiguillos de la columna de la cabina, dos codos de conexión. Para unirlos pondremos teflón que evitará futuras fugas de líquido.

Por último, colocamos unos filtros en los codos y giramos los estolones del agua fría y caliente. Una vez terminado, situamos la columna en aquellos soportes que instalamos con anterioridad, y ya está instalada.

Sólo queda situar la mampara, y para realizarlo, lo primero que vamos a instalar serán soportes metálicos en la pared. Taladramos, empotramos los tacos y fijamos algunos tirafondos. Luego podemos ensamblar las puertas en los puntales, finalmente comprobamos su funcionamiento.

Grifo

Llegados a este punto, sellamos las juntas tanto de los laterales, como las de la pieza inferior de la mampara con silicona y para culminar, colocaremos unas uniones de estanqueidad en la parte superior de las puertas, y de esta manera evitar que el agua se acople dentro del canal. Así, ya tenemos nuestra cabina de hidromasaje lista, de una forma fácil, rápida, y barata; que además, le otorgara a la estancia un aire de mayor espacio y bienestar. ¡No te quedes sin instalar la tuya!

En Web del Hidromasaje enviamos vídeos que muestran cómo afrontar el montaje de estos productos de manera sencilla, así que no es necesario conocimientos previos sino sencillamente seguir nuestro vídeo paso a paso.

De todas formas, si prefieres que nuestro técnico asociado a la zona se encargue del montaje de tu cabina de hidromasaje, sólo tienes que pedirnos el contacto. Dependiendo del profesional los costes varían entre los 100 y los 300 €.

 

Por: Web del Hidromasaje

El Origen del Hammam

Se rumorea que durante su creación en Turquía, después de las contiendas de guerra, cada luchador disfrutaba de una sesión de Hammam a fin de liberar la tensión durante el combate, recobrando energía suficiente como para mostrarse radiante y lleno de vitalidad ante nuevas batallas.

Mientras tanto, las mujeres que conformaban el harén de los reyes, desfilaban a través de los baños en un ritual festivo especial, mostrando toallas de bordes dorados con incrustaciones de nácar, y es que el evento servía para encontrar candidatos a novios.

La forma en que se construían los baños turcos dependía del género para el que fuese utilizado, dándole a las féminas la mayor entrada de luz posible a través de vidrieras que orientaban los rayos solares al centro de la habitación, con múltiples fuentes para decorar y variedad de pequeños cubículos para cambiarse las prendas.

El baño turco para hombres era adornado con símbolos de la guerra, estatuas de marfil y figuras de fieras para incentivar el instinto de batalla; al igual que los baños romanos, tenían una parte fría donde prepararse para entrar al área de baño.

Después de cambiarse la ropa y ducharse pasaban al salón más grande, donde estaban grandes calentadores que expedían vapor y mantenían una temperatura superior a los 50 grados, mayormente las paredes y el piso eran de mármol, con una gran piedra en medio, situada justo sobre los hornos principales.

Cuando el bañista se tumba sobre esta gran plataforma de mármol, recibe un masaje rústico con un guante de textura dura, dando palmadas sobre las partes más propensas a acumular tensión tales como la espalda y el cuello.

Después de terminar esta sesión, el bañista pasaba a camerinos individuales, donde puede permanecer en estado de meditación. A menudo eran acompañados por sus consejeros y reinas, para discutir sobre la situación del imperio o despedirse antes de nuevas contiendas.

A pesar de que las épocas actuales son bastante distintas, el hammam no ha perdido la esencia, y aunque muchos de sus baños se han perdido en el tiempo, aún se pueden encontrar en lugares como Estambul y otras ciudades que sirvieron de central para las tropas.

En qué Consiste el Hammam

El bañista deberá mantenerse encerrado en un cuarto, sentado sobre una piedra o mármol. La temperatura ambiente estará caliente, produciendo una niebla impalpable, donde la persona inhala el cálido vapor, produciendo descongestión nasal, liberando toxinas a través de la sudoración y relajando la respiración.

En los últimos años, el hammam es empleado por todas las culturas occidentales como una actividad para reflexionar y relajar el cuerpo a través de la meditación profunda.

Beneficios Incontables del Hammam

El hammam ofrece gran variedad de beneficios, ya que mientras el bañista se relaja, está desintoxicando su piel, dilata los bronquios, regula la presión sanguínea y mejora el ritmo cardíaco, dando protección contra ataques del corazón (entre otras enfermedades). Por si fuera poco, según recientes estudios, brinda una alternativa como tratamiento contra el acné, al permitir que los poros se liberen.

Sin embargo no todo en exceso es bueno: los especialistas recomiendan no superar las 3 sesiones por semana, ni prolongar la duración de estas más allá de los 20 minutos. Además se recomienda que los ancianos, embarazadas, y personas con dificultades en la salud tales como hipertensión y cardiopatías, no se sometan a dicho baño, ya que las altas temperaturas producen que el ritmo cardíaco se duplique de 70 a 140 pulsaciones por minuto.

sauna-tradicionalSe hace muy habitual confundir entre la sauna tradicional y el baño turco, donde la humedad del segundo llega al 100%, y no se superan los 50 grados centígrados, mientras que en la sauna se transpira más, ya que el calor expedido resulta ser seco, con humedad inferior al 20%, y de temperaturas variables entre 80 y 100 grados centígrados.

Mientras las sesiones de hammam no deben exceder los 20 minutos las sesiones de sauna alcanzan la media hora de duración, con una pérdida de calorías que oscila entre las 300 y 500; por lo general, durante la primera vez pocas personas logran completar la sesión, debido fundamentalmente a la sensación de agobio que produce el calor extremo.

En el baño turco, el papel principal lo tiene el vapor y la humedad, ayudando a que la piel a quedar mucho más limpia y libre de impurezas, mientras que durante la sauna el objetivo es la quema de calorías a través del calor seco.

Ambas prácticas deben llevarse a cabo después de consultar con el médico sobre las condiciones generales de nuestra salud; lo cierto es que ante la vida sedentaria, malos hábitos de alimentación, vicios nocivos y rutinas llenas de estrés, estas actividades resultan muy beneficiosas para mejorar la calidad de vida.

Uso extendido alrededor del mundo del Hammam

Las personas que se someten al baño turco, al igual que con los jacuzzis de exterior, lo hacen con la finalidad de combatir la tensión y el estrés al cual se enfrentan durante el día, igualmente funciona para mejorar o acondicionar el aspecto. No esperes más en disfrutar de un hammam y regálate uno: tu salud física y mental te lo agradecerán.

La realidad es que gran cantidad de atletas de alto nivel mundial así como personas de edad avanzada que buscan mantener su apariencia joven, realizan periódicamente relajaciones en hammam

El baño de vapor húmedo o baño turco tuvo su origen como una ceremonia desde la época del imperio romano, y hoy en día es un ritual que se utiliza a través de todo el mundo desempeñando un importante papel social y cultural, ya que se usa como un lugar de reunión y purificación.

Te recomendamos que asistas a un hammam con tus familiares o amigos más cercanos y te cerciores de los grandes beneficios que ocasionará para tu salud. La experiencia relajante resulta muy favorecedora para la paz interior, y miles de personalidades del deporte, los medios y negocios destinan parte de su tiempo a sesiones de este tipo para renovar sus ideas.

Considera el uso de esencias y fragancias en caso de que las instalaciones te lo permitan. Prepara una infusión de té con tu sabor preferido y procura no pensar en tus problemas; las sesiones de hammam tienen por función desconectarte de la rutina.

Por: Web del Hidromasaje