Datos curiosos que aún no sabías sobre la sauna finlandesa

Para muchas personas alrededor del mundo el tomar un baño en la sauna finlandesa es uno de los placeres más grandes de la vida, pues de esta manera pueden dejar a un lado el estrés del día a día y relajarse por un par de horas. Lo que muchos no sabes es que la sauna tiene sus orígenes en Finlandia.

Este preciado producto surgió como una forma de tomar un baño cuando el agua estaba demasiado fría, pues como ya se sabe, en este país el frio es imperante. Lo que se hacía era calentar una sala de madera con una caldera que tenía piedras encima a temperatura muy elevada. Una vez que se tenía todo esto, se le rociaba agua o incluso hielo a las piedras, de este modo el líquido se evaporaba, produciendo bastante humedad y haciendo que las personas que estuviesen dentro comenzaran a sudar y a eliminar toxinas.

Con el pasar del tiempo este tipo de sauna finlandesa fue evolucionando y pasaron a ser eléctricas, como muchos otros productos para complacer las exigencias de los usuarios. Sin embargo, multitud de familias finlandesas conservan los modelos tradicionales en sus hogares y a día de hoy así sigue siendo entre muchas de las personas de este país.

Tanto es el auge de la sauna finlandesa en el país nórdico, que existe hasta un viejo proverbio que dice “que “Primero construye tu sauna y luego tu hogar”, y no está muy lejos de la realidad, pues como ya hemos mencionado anteriormente, la mayoría de las familias tienen un sauna en su casa.

Según comentado en párrafos anteriores, el calor de la sauna finlandesa tradicional proviene de piedras calientes, generalmente de origen volcánico. En el caso de las eléctricas también lo son; las rocas son no areniscas con resistencias a la electricidad, lo cual las lleva a alcanzar altísimas temperaturas y de este modo desprenden calor en la habitación.

Es importante saber que este tipo de saunas no son iguales a las de vapor o los baños turcos ¡No las confundas, no son iguales!

El fin de la sauna finlandesa es aportar calor a las personas que se encuentran dentro de la cabina para así producir la transpiración, ayudando de forma terapéutica e higiénica al cuerpo humano. La temperatura que se puede alcanzar dentro de una sauna finlandesa ronda entre los 80 y los 100 grados centígrados y la humedad puede llegar a un 15%.

Para los oriundos del país nórdico, tomar un baño en una sauna finlandesa es más o menos un ritual sagrado, algo obligado que todos deben hacer por lo menos una vez en su vida. Es una gran tradición aceptada por todos los pobladores y que está calando posiciones entre países de todo el mundo. Para ellos es como una de una de las mejores oportunidades que existe para socializar y disfrutar de un día distinto y, sobre todo, de relajar cuerpo y mente.

Cómo usar una sauna finlandesa

El uso de una sauna finlandesa eléctrica no es algo muy complicado de ejecutar. Simplemente hay que tener muchas ganas y seguir los pasos que te ofrecemos a continuación ¡Atrévete, no te arrepentirás!

1.- Para comenzar debes encender la sauna alrededor de media hora antes de utilizarla, pues la tecnología con la que cuentan estas cabinas tarda un poco en regular la temperatura hasta obtener la adecuada.

2.- Al llegar a una temperatura aproximada de entre 80 y 100 grados centígrados (es la temperatura ideal de la sauna finlandesa) puedes entrar a la cabina desnudo o con una toalla que cubra tus partes íntimas si tienes algo de pudor. Muchas personas toman una ducha antes de entrar, pero no es recomendable para la salud por los cambios de temperatura.

3.- Algunas personas suelen tomar ramas de árboles aromáticos y los llevan a la sauna. Con sus hojas se dan suaves golpecitos con el fin de liberar el aroma y los aceites esenciales de la planta. Puedes conseguir eucalipto, menta, lavanda o la planta de tu preferencia para que la experiencia sea distinta.

4.- Después de pasar unos cuantos minutos dentro de la sauna finlandesa, debes salir y dirigirte hasta la ducha (puede ser un jacuzzi spa o piscina) al objeto de refrescar tu cuerpo y evitar la deshidratación.

5.- Vas a repetir este procedimiento unas 4 o 5 veces más. Recuerda que son duchas para refrescar el cuerpo, nunca deben ser con jabón ya que lo poros de la piel estarán abiertos y puedes acabar por irritar la dermis.

6.- Al terminar el baño en la sauna finlandesa, debes tomar una ducha con agua a temperatura templada y aquí ya sí podrás utilizar algún gel o jabón de baño para lavar bien todo el cuerpo.

7.- Muchas personas toman los baños en sauna finlandesa como una experiencia de máxima relajación, es por ello que le puedes dar un plus a tu baño colocando música relajante, poner velas aromáticas o un incienso o también tomar, por qué no, un buen vino tinto.

Por último, te dejamos algunos datos curiosos que a lo mejor no sabías de la sauna finlandesa:

1.- Existen saunas de hielo: ¡Pues si! en Finlandia hay saunas construidas solamente con bloques de hielo y son capaces de calentar mucho. Se recomienda llevar medias cuando se está dentro de una de estas para no quedarse pegado en el suelo.

2.- Hay saunas finlandesas portátiles: si existen saunas de hielo, ¿por qué no pueden existir saunas portátiles? en el mercado existen modelos de este tipo para que lo lleves o montes donde mejor te parezca y cuando mejor te parezca ¡Una genialidad!

3.- También hay saunas finlandesas móviles: no son lo mismo que las portátiles, pues estas están en movimiento. Es tanto el auge de estas cabinas que las hay en vagones de teleféricos, cabinas de teléfonos y hasta en camiones de bomberos.

4.- Existen saunas en medio de la naturaleza: ¿te imaginas tomar un baño en sauna finlandesa con una vista que se asemeje a los preciosos bosques de los cuentos? pues esto es posible, ya que en la actualidad hay muchas saunas que se encuentran ubicadas en bosques con vistas espectaculares que sólo has visto en películas. No dejes de vivir esta experiencia, será algo que nunca vas a olvidar.

5.- Saunas finlandesas culturales: en el país nórdico se pueden encontrar saunas donde se celebran lecturas de poesías, festivales de música y de lectura y cualquier cosa cultural que puedas imaginarte. ¡Toda una locura!

6.- Saunas por doquier: como te comentamos anteriormente, el uso de saunas en Finlandia y otros países nórdicos es casi que algo obligatorio, es por ello que casi todas las familias cuentan con una propia en sus casas, y que en otros muchos otros lugares públicos también se pueden encontrar.

En nuestra web podrás conseguir cualquier tipo de sauna finlandesa, tenemos un amplio catálogo que va a complacer todas tus exigencias. Tenemos saunas individuales si eres de los que les gusta disfrutar de esta experiencia a solas, o si por el contrario te gusta compartir en grupo, podemos ofrecerte saunas para 3 o 4 personas. No dudes en consultarnos.

 

Por: Web del Hidromasaje

AGREGAR COMENTARIO

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *