Image

Descubre cómo instalar una columna de ducha

La columna de ducha es un dispositivo que cada día gana en popularidad y se convierte en un producto más común en los hogares. La función de estas duchas de hidromasaje es -al igual que en otros productos muy diferentes como el jacuzzi para exterior– proveer a sus usuarios un relajante y satisfactorio baño con su sistema de choros en zonas importantes de la espalda. Estos aparatos, al contrario de lo que se puede pensar, son fáciles de instalar, por lo que no necesitarás gastar dinero en técnicos ni reformas. ¡Lo puedes hacer tú mismo!

Después de que hayas adquirido tu columna de ducha de acero inoxidable y hayas escogido el lugar donde vas a colocarla, debes seguir –al pie de la letra- las siguientes recomendaciones para que tu columna de ducha quede totalmente funcional. Así que presta atención para que sepas cómo instalar una columna de ducha.

Lo más común es que la mayoría de las columnas de ducha que están en el mercado vengan preparadas para aprovechar la toma de agua de la vivienda en cuestión. Por lo tanto, no hay necesidad de realizar una obra. Así que sólo necesitarás desmontar los grifos de la antigua ducha y conectar las tomas de la flamante columna de ducha a la alimentación que surte agua fría y caliente.

Pero como en todo proceso de instalación, hay que tener cuidado con algunas cosas. Por ejemplo, antes de arrancar, el procedimiento para poner la columna de ducha hay que verificar si se ha cerrado correctamente la llave de paso de agua y cerciorarse de que las tuberías estén totalmente vacías.

Para comprobar que todo este aspecto esté en orden puedes abrir los grifos hasta que la red quede 100% vacía.

Para continuar con la instalación de la columna de ducha es imprescindible determinar la presión y el caudal de la red de suministro, ya que ambos parámetros deberán estar ajustados a las necesidades técnicas de la columna en cuestión.

Recomendación de profesionales

Ahora bien, los profesionales que hacen vida en la Asociación de Empresarios de Fontanería y Saneamiento de Madrid (Asefosam), recomiendan que la instalación de la columna de ducha sea llevada a cabo bajo los parámetros del caudal que haya determinado la empresa fabricante del dispositivo, ya que, lamentablemente, no existe un reglamento especial para regular este aspecto determinado de una manera genérica.

Hay que tener un cuidado muy especial con el caudal, ya que si no es el adecuado, puede causar problemas en nuestra columna de ducha así como en la red de agua del domicilio.

Por lo tanto, cuando el caudal de agua de la vivienda resulta inferior al que necesita la columna de hidromasaje, lo más recomendable es que se aumente la sección de las tuberías. En pocas palabras: ajustar el diámetro y cambiar la instalación.

Ahora que sabes que conocer el caudal de agua de la vivienda es de suma importancia antes de comenzar con la instalación de la columna de ducha, te preguntarás… ¿cómo determino el caudal?

Pues, muy fácil. Dirígete a uno de los grifos de tu casa y ábrelo hasta el máximo posible. Hecho esto, llena un recipiente de agua durante un minuto y luego comprueba cuantos litros se han recogido. Cuando realices esta prueba es conveniente que tengas otro grifo abierto simultáneamente, para que la toma de la ducha pierda fuerza, y de esta forma asegurarnos de que el caudal de la casa sea suficiente.

Es el momento de hablar de la presión del agua, que por normas reguladoras debe estar ubicada entre 1 y 5 bares, medida en la que habitualmente se estipula la presión.

Lo más normal es que las viviendas tengan una presión suficiente. Aunque no está demás que nos aseguremos en este aspecto, podemos hacer uso de un manómetro, que es un instrumento utilizado para la medición de la presión en los fluidos y puede adquirirse en cualquier establecimiento especializado.

Si la presión no llega a un (1) bar, habrá que proceder a instalar un grupo de presión, mientras que, por otro lado, si la presión va más allá de los 5 bares, se tendrá que poner una válvula de reducción en el conducto por donde pasa el agua fría.

¿Ducha o bañera? ¿Dónde pongo mi columna de ducha?

Una de las incógnitas que aparecen cuando compramos una columna de ducha es ¿en dónde la instalaremos? Estos sistemas de hidromasaje de acero inoxidable, gracias a su diversidad, se pueden instalar en una ducha o en una bañera.

Debes tener en cuenta que para instalarla en una bañera debe contar con un caño inferior (en Web del Hidromasaje todas las columnas de ducha cuentan con esta funcionalidad), mientras que si se coloca en una ducha no hará falta un caño inferior, pero se debe contar con una mayor cantidad de chorros de agua.

Ahora bien, para comenzar la instalación de la columna de ducha hay que seguir estos sencillos pasos: primero hay que marcar los puntos de anclaje en la pared. Después de esto, con un taladro, hay que abrir e introducir los tacos que aguantarán los soportes  del hidromasaje.

Después de completar estos dos puntos, se procede a conectar los latiguillos que sirven para unir las tomas de agua con los grifos. Con esto quedará fija la columna a la pared.

Las columnas de hidromasaje, desarrolladas en acero inoxidable, están hechas para ser instaladas en una pared plan o en un rincón. No obstante, en el segundo caso, hay que tomar en cuenta las instrucciones del fabricante, que en la mayoría de los casos establece la distancia mínima de separación entre el rincón y las tomas de agua.

Después de la instalación… el mantenimiento

Después de haber instalada tu columna de ducha, no debes descuidarla bajo ningún concepto. Hacerle un buen mantenimiento y de forma constante alargará la vida útil de nuestro aparato. Creer que una vez instalada no existe mantenimiento alguno, es un error que implicará un acortamiento de la vida útil del producto.

Para limpiar la ducha de forma correcta lo mejor es hacerlo con un jabón neutro. Otros tipos de producto, como el alcohol, pueden resultar abrasivos y dañar nuestra moderna columna de ducha.

Es recomendable que se haga una limpieza, una vez por semana, para eliminar las impurezas que se acumulan y pasarle a la superficie un trapo limpio empapado con detergente líquido. Si tienes una mampara de ducha, para el cuidado de la misma es importante no usar detergentes ni productos químicos abrasivos.

Para los hidrojets es elemental cuidar que no se obstruyan con restos de jabón u otros productos.

Toma en cuenta estos consejos y podrás garantizarte un largo disfrute de los beneficios de tener una ducha de hidromasaje en la comodidad de tu hogar.

Este tipo de consejos y más los podrás obtener en nuestro Blog del Hidromasaje.

 

Por: Web del Hidromasaje

Moderniza tu baño con una elegante mampara de ducha

Venimos aquí a hablar sobre la mampara de ducha. Los tiempos han cambiado y la modernidad también está llegando a los hogares. Tienes una sala con un juego de muebles que está en los catálogos más modernos y tu cocina luce como las de las revistas, pero ¿y tú baño? (aquí más info sobre las saunas húmedas).

¿Aún usas una cortina de baño? ¡Olvídalo! Esos tiempos pasaron por la poca efectividad que tienen a la hora de resguardar el baño de las salpicaduras de agua. Lo ideal para tu baño es una mampara de ducha, un producto que estamos empezando a comercializar desde Web del Hidromasaje, incluyendo no sólo la mampara sino también el plato de ducha en el precio.

Pero antes de continuar, es importante que sepas qué es una mampara de ducha y sus características.

Una mampara de ducha es una estructura transparente –aunque también son translucidas-cuya función es separar el interior de la ducha o la bañera con el resto del cuarto de baño. Así de sencillo.

La mampara de ducha, comúnmente, está hecha de cristal o en plástico traslúcido. Su base es una estructura rígida o de metal. La gama de colores en que se presentan son muy variados, desde el blanco, que es el más se encuentre en las tiendas, al cromado, tanto sin brillo como con brillo. Sin embargo, en el último se suelen notar más los posibles rayones y es un poco más caro que los otros modelos.

Como ya dijimos en un principio, la función de la mampara de ducha es mantener seco el cuarto de baño. Su estructura y diseño opacan a las ya deslucidas cortinas de baño. Ante lo tradicional, las mamparas ofrecen una separación entre ducha y cuarto más perfecto y, sobre todo, higiénica.

Ventajas de mamparas de ducha sobre las cortinas

Las mamparas de ducha nos otorgan muchas ventajas sobre las cortinas. Estas son algunas de ellas:

  1. Son más cómodas: Muchas personas indican que las mamparas de ducha son más cómodas que las tradicionales cortinas. Y vaya que si tienen razón. Con una elegante mampara instalada en nuestra ducha se elimina casi por completo el riesgo de que el agua salga. El agua no se mueve del interior de la ducha mientras nos movemos. Además, concentran más el calor y aíslan los molestos ruidos del exterior; algo muy útil cuando queremos darnos una ducha relajante y confortadora.

Mientras te bañas, la mampara de ducha no se te pegará al cuerpo, tampoco sufrirás porque las anillas de la cortina se traban al salir de la ducha o bañera. Todos estos inconvenientes sí que los tendríamos con las clásicas cortinas de baño.

  1. Salubridad: Al carecer de pliegos, la mampara de ducha es más fácil de limpiar que las cortinas. Con las mamparas no se acumulará tanto moho como en las cortinas.
  2. Su estética: Las cortinas pasaron de moda, apenas las usa nadie ya. A la mayoría de los baños, cuyos diseños son más modernos, les conviene instalar una mampara de ducha.

Hay diferentes tipos de mamparas de ducha, todas ofrecen un diseño de vanguardia y varían en su funcionalidad. Están las siguientes, presta atención:

  • Mamparas de ducha correderas entre paredes.
  • Mamparas abatibles entre paredes
  • Mamparas plegables entre paredes
  • Mamparas en vértice corredera
  • Mamparas en vértice con puertas abatibles
  • Mamparas plegables por el vértice
  • Mamparas como fijos de ducha

Limpieza de la mampara de ducha, cuatro consejos para hacerlo

Las mamparas de tu baño son un elemento clave para que este luzca moderno y agradable. Mantener la transparencia de los cristales requiere de una eficiente limpieza la cual garantizará una buena imagen en nuestra mampara de ducha y su correcto funcionamiento.

Como están en el baño, a las mamparas le suelen aparecer moho y cal. Para evitar estos y otros problemas que trae el agua corriente, te recomendamos que tomes en cuenta estos grandiosos consejos. Con ellos tu mampara de ducha se mantendrá impecable.

  • Aclarar la mampara después de la ducha: La cal (óxido de calcio) tiene una característica especial: se desprende y cae por el sumidero cuando nos bañamos con agua caliente, pero esto no pasa cuando usamos el agua fría. Por lo tanto, la estación preferida de la cal para aparecer es el verano.

Para limpiar la cal es ideal usar una espátula de goma para pasarla por la mampara después de la ducha diaria. Con esto evitamos que queden restos de cal en ella.

  • Ventilar el baño después de usarlo: La mampara de ducha tiene otro gran y desagradable rival: el moho. Para combatirlo es útil dejar entrar un poco de aire fresco para que se descongestione toda la humedad que se concentra en la ducha tras un baño.

La mejor forma de ventilar la ducha es dejando abierta la ventana y la puerta para que el aire puede correr. De esta forma se secará el agua y se dispersarán las gotas descarriadas.

Además, puedes secar la mampara de ducha con la espátula de goma o pasando una toalla (seca, claro) o con papel periódico.

  • Limpia profundamente con frecuencia: Sabemos que puede resultar fastidioso o agotador, pero si queremos que nuestra mampara luzca como nueva hay que realizar sesiones de limpieza profunda con frecuencia. La periodicidad con que la realices dependerá de cómo sigues los dos pasos anteriores y de la dureza del agua.


Cuando el agua posee mucha dureza, trae más cal. La dureza del H20 se determina por la alta composición de minerales, en especial el calcio y el magnesio. Entonces, para evitar la aparición de la capa de cal es imprescindible limpiar cada dos semanas con una solución natural.

  • Comprueba los perfiles: En la perfilaría y en las partes móviles suele aparecer el moho, que es el resultado de los diversos tipos de hongos descompuestos que forman capas de color negro, azul, verde o blanco. Para evitar su aparición, echa un vistazo a estas zonas y límpialas con un poco de agua cliente con vinagre.

Las mamparas de ducha no deben faltar en tu baño si lo quieres modernizar. En nuestra tienda hay varios modelos que seguramente se adaptarán a tus necesidades y gustos. ¿Estás listo para dejar atrás esa vieja, aburrida y sosa cortina? ¡Esperamos que sí!

 

Por: Web del Hidromasaje