Beneficios de una sauna seca en tu salud

No es extraño que los usuarios de la sauna seca citen con abundante regularidad la disminución del estrés como el beneficio principal del uso de la misma. Las investigaciones relacionadas han logrado concluir que el estrés acumulado del día puede ser negativo para nuestra salud. El estrés se puede combatir igualmente con otros productos que ofrecemos en Web del Hidromasaje tales como el jacuzzi, pero en este caso vamos a hablarte acerca de la sauna, ese producto que se lleva utilizando desde tiempos inmemoriales sin pasar de moda.

En un alto porcentaje, las enfermedades de tensión arterial (los problemas cardiacos) están relacionadas, al menos parcialmente, con el estrés. El baño térmico en una sauna seca proporciona alivio del estrés de diversas maneras. Es un espacio cálido y silencioso, sin distracciones provenientes del exterior. Como dice la expresión, “entra en una sauna y cierra la puerta al resto del mundo”. La temperatura alta de la sauna relaja los músculos del cuerpo, estimula la circulación y genera la liberación de endorfinas. Una sauna seca no solo es agradable al uso, sino que es muy saludable para tu cuerpo.

Diversos estudios demuestran que el uso de sauna implica una reducción del riesgo de mortalidad por todas las causas y de incidentes cardíacos fatales (ataques cardíacos). Usar la sauna 2-3 veces por semana a 60-80 ºC reduce el riesgo de enfermedad cardiovascular grave en un 27% y 4-7 veces por semana reduce el riesgo en un 65%.

Con el uso regular de la sauna seca

Un estudio de 3 meses sobre el uso de la sauna seca cada dos semanas mostró una reducción en la aparición de hipertensión arterial debido a su efecto relajante y desestresante. El uso prolongado de la sauna y el ejercicio aeróbico se asocian con un mejor cumplimiento de las arterias, lo que implica que las arterias están más sanas y son más capaces de manejar tensiones adicionales.

Bajo el alto calor provisto por la sauna seca, el cuerpo libera endorfinas (vea el beneficio de salud y bienestar n° 1). Las endorfinas pueden tener un “efecto tranquilizante” suave y agradable, capaz de minimizar el dolor de la artritis y el dolor muscular de por ejemplo un entrenamiento físico intenso.

La temperatura corporal también se eleva por el calor de la sauna. Esto hace que los vasos sanguíneos se dilaten, lo que aumenta la circulación sanguínea. Este aumento del flujo sanguíneo a su vez acelera el proceso de curación natural del cuerpo a través de dolores y molestias calmantes, agilizando la curación de pequeños moratones o cortes. Después de participar en deportes físicos, use el calor de la sauna seca para promover la relajación muscular, ayudando a reducir la tensión muscular y eliminando el ácido láctico y / u otras toxinas que puedan estar presentes.

La sauna seca cuida la piel

Una persona de piel seca no tiene por qué evitar la sauna, ya que contrario a lo que se podría pensar, la sauna mantiene la humedad de la piel. De este modo la piel que entra en la sauna no pierde los hidratos tan fácilmente como la piel que evita la sauna.

Las personas que sufren enfermedades de la piel como la psoriasis, la erupción cutánea y la erupción cutánea inflamada también se benefician del baño en sauna seca (estimula la capacidad de adsorción de la piel). La circulación sanguínea de la piel aumenta y comienza a sudar, eliminando las impurezas. Según un estudio, incluso los residuos químicos acumulados en el cuerpo son eliminados.

Metabolismo

Una sauna seca acelerará tu metabolismo. Esto significa que tu cuerpo procesa más grasa y genera pérdida de peso, sin embargo, dado que la mayor parte de la pérdida de peso en las saunas se debe más a la sudoración y la pérdida de agua, se recupera al tomar agua, proceso que deberá seguir al pie de la letra para evitar la deshidratación.

Se reduce el dolor en la sauna seca

La sauna seca no solo relaja los músculos doloridos, también alivia la fibromialgia y el dolor reumático en parte debido a que el baño alivia las hormonas del placer (las endorfinas). Según la Escuela de Medicina de Harvard, las saunas pueden producir una sensación de relajación para muchos usuarios, función para la cual tradicionalmente se han empleado las saunas.

Favorece el Sistema Inmunológico

Si usted va regularmente a la sauna seca, tiene un riesgo menor de enfermedad cardíaca, hipertensión, accidente cerebrovascular, Alzheimer y demencia. Además, el baño regular en la sauna se asocia con un menor riesgo de muerte cardíaca súbita.

La sauna también beneficia el sistema inmunológico y reduce la inflamación del cuerpo. Se ha encontrado que la sauna está asociada con un menor riesgo de enfermedad respiratoria y un menor nivel de marcador inflamatorio.

La sauna seca aumenta tu ritmo cardíaco como el ejercicio

Los efectos físicos de la sauna seca son similares a los de una caminata enérgica. El baño aumenta el ritmo cardíaco moderado a aproximadamente 120 latidos por minuto, algo similar a hacer deporte de forma moderada.

Sin embargo, el baño no reemplaza el ejercicio y sus efectos en la salud, pero la sauna puede ser parte de un estilo de vida saludable, un complemento.

Flexibilidad

La rigidez puede desaparecer de algunas de las articulaciones a través del uso de una sauna seca. Debido a que la flexibilidad del cuerpo aumenta en una sauna seca, al igual que se dilatan los vasos sanguíneos, los usuarios que disfrutan de la sauna reciben multitud de beneficios. Esto también significa que puede aliviar dolores musculares.

Se alivian la rinitis crónica y el asma

El sufrimiento de una rinitis constante puede obtener alivio a través de la sauna seca. Muchas personas con rinitis crónica aliviarán los síntomas cuando vayan a la sauna de 3 a 5 veces por semana. Los asmáticos también se benefician del baño, debido a que el baño expande los bronquios.

¿Con qué frecuencia, durante cuánto tiempo y cuál es la temperatura recomendada para una sauna seca?

Para aprovechar al máximo sus beneficios, debe visitar la sauna con frecuencia y regularmente. La investigación muestra que aproximadamente cuatro veces a la semana es la cantidad óptima. Por ejemplo, un estudio basado finlandés mostró que lo ideal es acudir a la sauna 4 a 7 veces por semana y que las personas con heridas en la sauna tienen un 61% menos de probabilidades de sufrir un derrame cerebral que una semana de lana de sauna.

Incluso 20 minutos de baño son suficientes, pero 10 minutos puede ser muy poco. El estudio de riesgo de enfermedad coronaria demostró que al menos 19 minutos de uso de sauna tenía un riesgo 52% menor de muerte cardíaca que menos de 11 minutos de uso de sauna.

 

Por: Web del Hidromasaje

AGREGAR COMENTARIO

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *