Beneficios para la salud: bañera jacuzzi en casa

Siempre es un buen momento para considerar la incorporación de una bañera jacuzzi en el hogar y que esta proporcione un hidromasaje de alta calidad que ayude a mejorar la vida diaria, aliviando el estrés adherido a ella.

Entre sus beneficios, la bañera jacuzzi (así como el jacuzzi exterior) permite un acercamiento entre los miembros de la familia, además de brindar una razón para invitar a amigos y familiares a pasar buenos momentos de tranquilidad en la comodidad del hogar.

Otro aspecto importante que tiene la bañera jacuzzi es que no desconectan al usuario del mundo que lo rodea, así que desde la comodidad de su baño puede mantenerse cerca de todo lo que ocurre a su alrededor a medida que va relajándose poco a poco.

Ya sea que se quede despierto hasta tarde para ver una lluvia de estrellas en el patio o se despierte temprano para ver salir el sol, la bañera jacuzzi le ayuda a conectarse con el mundo natural que lo rodea.

Pero más allá de lo dicho anteriormente, incorporar el uso de la bañera jacuzzi en la rutina diaria puede proporcionar un mayor bienestar. Así como las sesiones regulares de un spa ayudan a combatir el estrés, las características de la bañera jacuzzi son similares con el añadido que desde la comodidad del hogar se puede mejorar la calidad del sueño, aliviar el dolor y por si fuera poco, mejorar la flexibilidad.

A continuación se presentan algunos otros beneficios que tiene el uso de la bañera jacuzzi dentro de las rutinas diarias.

Alivio constante del estrés

Mucho se ha dicho sobre este particular en blogs y otros medios. Pero no es una falacia que el uso de la bañera jacuzzi puede implicar en un alivio importante para la tensión muscular, los dolores de cabeza y la fatiga, males relacionados con el estrés constante.

Lo primero que se debe tener en cuenta es que la flotabilidad alivia la presión en las articulaciones y los músculos, por otro lado, el calor aumenta el flujo de sangre en los mismos y ello permite que se acelere la curación.

Adicionalmente, los corros de hidromasaje proporcionan un masaje terapéutico que estimula la liberación de endorfinas, considerados como los analgésicos naturales del organismo.

Reduce los dolores de la artritis

La artritis es considerada como una enfermedad común, pero ésta suele ser muy dolorosa y se caracteriza por el malestar e hinchazón de las articulaciones, lo cual genera una disminución en el rango de movimiento.

Gracias a una campaña de investigación, se pudo determinar que la bañera jacuzzi es una excelente manera de aplicar calor a las articulaciones artríticas.

Quienes padecen de artritis, pasar tiempo en su bañera jacuzzi y recibir hidromasajes puede proporcionar un alivio temporal del dolor articular artrítico. Un estudio controlado determinó una significativa reducción en el dolor después de tan solo dos semanas.

Entre los beneficios que proporciona un baño en una bañera jacuzzi podemos contar la relajación muscular, la disminución del dolor y la rigidez de las articulaciones.

Reduce los dolores en la espalda baja

Diversos estudios han determinado que más del 80% de la población mundial ha sufrido o sufre de dolores de espalda constante en algún momento. De hecho, una investigación de la Universidad de Maryland, Estados Unidos, refiere que el dolor lumbar es una de las principales causas de discapacidad entre los estadounidenses.

No obstante, otro tipo de investigaciones ha dado a conocer que los tratamientos que pueda ofrecer una bañera jacuzzi son beneficiosos para las personas que sufren de dolor en la parte baja de la espalda.

Reduce niveles de azúcar en la sangre

De acuerdo con un estudio realizado por el New England Journal of Medicine en Estados Unidos, se encontró que dedicar algunos minutos al baño en una bañera jacuzzi tiene efectos similares en las personas que realizan ejercicios.

En este sentido, se ha determinado que aquellos pacientes con diabetes tipo 2 que logran disfrutar de un tiempo de 30 minutos al día, seis días a la semana por un lapso de tres semanas, logran una reducción en el azúcar en la sangre cercano al 13%.

Proporciona un mejor sueño

De acuerdo con la National Sleep Foundation, aproximadamente 132 millones de estadounidenses sufren de insomnio u otros trastornos del sueño más de una vez por semana. La falta de sueño puede aumentar el estrés, la ansiedad, la frustración y ello conduce a las personas a la depresión.

Por otro lado, una persona que no tenga un sueño reparador pierde su capacidad de ser productivo y ello a su vez suele generar nuevos problemas de sueño.

En este sentido, el uso de su bañera jacuzzi de forma regular puede romper ese ciclo y ayudarlo en su descanso. De hecho, existen estudios donde se muestra que el sumergirse en agua caliente antes de acostarse conduce a un sueño más profundo y reparador.

Promueve la pérdida de peso

Estudios clínicos han demostrado que los pacientes que usaron la bañera jacuzzi en su tratamiento de hidromasaje perdieron un promedio de ,5 kilos de peso sin una dieta o programas de ejercicios.

Dicho de otra manera, gracias a los masajes con agua caliente que simula los efectos del ejercicio en los músculos, se puede logar una pérdida de peso significativa.

Alivio de los músculos adoloridos

De manera frecuente, los amantes de los deportes suelen observar a sus atletas favoritos inmersos en tinas de agua para el tratamiento de sus músculos. Y es que las rutinas diarias son más que suficientes para agotar nuestros músculos.

La bañera jacuzzi puede ayudar a eliminar ese dolor. Los chorros de agua caliente y de masaje liberan la tensión y amasan las toxinas de las fibras musculares. La flotabilidad quita la presión de las piernas, los pies y la espalda, lo cual ayuda a resolver los pliegues y los nudos.

Disminuye la presión arterial

Un estudio reciente recomendó que relajarse en una bañera jacuzzi puede ser beneficioso para los pacientes con enfermedades cardíacas. La investigación demostró que relajarse en una bañera de hidromasaje es menos estresante para el corazón y más beneficioso que entrenar en una bicicleta estática.

Dicho estudio también demostró que sumergirse en la tina de agua caliente durante tan solo 15 minutos disminuye la presión arterial.

 

Por: Web del Hidromasaje

AGREGAR COMENTARIO

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *