Cosas que saber antes de tomar un Hammam

Entrar a un Hamman baño turco puede ser una experiencia inolvidable, pero es importante saber que existen ciertas reglas y recomendaciones a seguir a la hora de acercarse a uno de estos increíbles productos en zonas públicas.

El Hammam es una modalidad de baños húmedos y su función es la de ofrecer una limpieza del cuerpo. Su nombre en la mayoría de los casos corresponde a las estructuras donde se suele realizar la actividad.

Hoy gracias a los avances de la tecnología, son muchas las empresas que suelen llevar esta variante del baño a la comodidad del hogar; entre ellos nos encontramos nosotros, Web del Hidromasaje, siempre con la idea de ofrecer productos de wellness a bajo coste (también lo hacemos por ejemplo con el jacuzzi exterior). Con ello se evitan situaciones incómodas que pueden experimentarse cuando no se está preparado para una experiencia tan tradicional como lo es el baño hamman en público.

Sin embargo, si lo que quiere es vivir una experiencia completamente inigualable, y desea disfrutar de la misma en territorio turco, hay que tomar en consideración una serie de factoras para asegurarse de que la experiencia sea completamente placentera. Hoy hablaremos de esa experiencia, la visita a un hammam público, donde usted podrá disfrutar de varios servicios.

Cómo disfrutar de un baño hamman y no morir en el intento

Existe un número de personas que suelen comentar que la experiencia no fue del todo agradable, sin embargo, para tener una opinión y decir si realmente o no merece la pena se tiene que vivir la experiencia por lo menos una vez en la vida.

En este sentido se ofrecen algunas recomendaciones para disfrutar de esta experiencia. La primera de ellas es que se debe seleccionar el tipo de Hammam y su servicio. En este sentido, destaca el autoservicio, es el más económico y debes llevar contigo tus elementos de higiene como jabón, champú y toalla. Por lo general no es lo más recomendable en la primera visita.

Por otro lado, está el estilo tradicional, un asistente lava y masajea tu cuerpo por un tiempo de 15 minutos aproximadamente. Si optas por este sistema no se debe llevar nada y para muchos es considerado como una verdadera experiencia en baños turcos.

No obstante, hoy en día el servicio se ha diversificado y puede contar con masajes con aromaterapia, masaje de cabeza indio o una máscara facial de arcilla.

Cómo se inicia un baño hamman

Lo primero que se debe tener en cuenta es que al llegar al centro donde se tomará el Hammam baño turco, un asistente suele guiar a la persona a un cubículo que funge como vestidor personal. Allí suelen entregar un par de sandalias y un pestemal que no es más que una tela/toalla con cuadros que se ubica alrededor de la cintura.

Contrario a lo que se suele observar en las películas en donde han hecho referencia a los baños hamman, no hay mezcla entre damas y caballeros, esto quiere decir que los lugares cuentan con secciones para cada sexo o bien puede aceptar la presencia de hombres y mujeres en diversos momentos del día.

En cuanto a la desnudez hay otro particular, por lo general los hombres suelen desprenderse de toda la ropa y no usan nada debajo de la bata de baño. Las mujeres suelen desprenderse del sujetador, pero siguen utilizando su ropa interior.

Sin embargo, la decisión es siempre personal. Los avances que ha mostrado la sociedad moderna en torno a la sexualidad, han llevado a multitud de mujeres muy conscientes de su cuerpo que toman la decisión de desprenderse de toda su ropa.

Tras dejar la ropa y ponerse la bata de baño y las sandalias para acceder al Hammam, un masajista suele acompañar al usuario a la habitación caliente, también conocida como el hararet, a través de un pasillo que atraviesa la sala de enfriamiento o soğukluk.

En la sala caliente comienza un proceso de sudoración. Este espacio, además de permitir eliminar toxinas del cuerpo, también tiene como finalidad la relajación y disfrute de todo lo que sigue en torno al baño.

Después de 15 minutos dentro del Hammam, el masajista accede a la habitación y empieza a rociar el cuerpo con agua tibia al tiempo que lo enjabona con una esponja. Ya cuando la persona se encuentra resbaladiza y mojada se realiza el masaje, un masaje muy lento y suave para que sea disfrutado por el usuario.

Después del lavado y el masaje, llega el momento de fregar. Para esa actividad el usuario pasa a otro lugar (específicamente a una de las cuencas). Allí se pasa por el cuerpo una especie de paño oriental por todo el cuerpo. Al concluir el paso anterior, se desarrolla otro lavado con jabón y luego una sesión de enjuague con agua fría.

Pero no todo acaba aquí. Después de que el masajista abandona la habitación caliente (Hammam) el usuario puede permanecer allí y relajarse un poco más. El servicio concluye con una ducha.

Al regresar al cubículo, el usuario puede vestirse e irse, sin embargo, muchos aprovechan un rato más del tiempo para relajarse un poco en la cama, solicitar una bebida refrescante o dormir una siesta. Ojo si aplica esto último, recuerde avisar en cuánto tiempo le deben despertar.

Datos importantes a tener en cuenta

Los Hammam suelen estar abiertos desde la 6:00 de la mañana y permanecen así hasta la medianoche. Ello permite a los usuarios planificar la visita en el momento que más le convenga a cada cual.

El masajista y el depurador serán igual a tu mismo sexo. Ello permitirá disminuir un poco la incomodidad y con ello se disfruta más la sesión.

El jabón utilizado es estándar. En este caso debe tener en cuenta que si es de piel sensible o es alérgico a algunos productos, se debe llevar un jabón de su elección.

Muy importante, las partes de la zona genital se lavan personalmente. Los masajistas no suelen tocar a los usuarios en esas zonas.

Debido a que es un baño húmedo y por lo general las personas terminan empapadas, las mujeres querrán deshacerse primero de su maquillaje. También es recomendable llevar productos de aseo necesarios.

En el caso de las damas, es posible que algunas lleven al lugar una prenda de ropa interior seca.

Se debe contar con algo de efectivo. La propina es muy importante y no hay forma en que pueda evitarlo. Esta se establece con un porcentaje entre 10 y 20% del valor de la cuenta.

 

Por: Web del Hidromasaje

AGREGAR COMENTARIO

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *