El baño turco Hammam

Desde los romanos, se conocen los beneficios y bondades para la salud del baño turco hammam, artículo que otorga beneficios similares a los de la sauna finlandesa, pero con matices claramente distintos (descubre aquí el jacuzzi exterior, que también ofrece beneficios infinitos al cuerpo y mente).

Ahora, en estos tiempos modernos, es posible disfrutar de los beneficios de esta serie de productos en la comodidad del hogar, gracias a las cabinas prefabricadas diseñadas para este fin que fácilmente se pueden instalar en un domicilio particular.

Qué es el baño turco

El baño turco, o sauna húmeda, consiste en un cuarto cerrado dentro del cual, por efecto del calentamiento del agua, se genera vapor (una especie de neblina envolvente) que nos es más que un flujo constante de vapor de agua húmedo, con una temperatura de entre 25 a 50 grados Celsius y con una humedad relativa del 99%.

Este vapor envolvente llega a todos los lugares del cuerpo, aportando beneficios en salud y limpieza que no se obtienen con los baños convencionales.

La historia del baño turco se remonta a la época de los romanos, donde recibió el nombre de termas. A continuación su uso se extendió por todo el mundo hasta llegar a Europa a mediados del siglo XIX.

El moderno baño turco se concibe actualmente como un componente fundamental de los modernos spa, donde también se incluyen sesiones de masaje y tratamientos de exfoliación.

Beneficios del baño turco

Son incontables los beneficios que el baño turco aporta. Algunos de los más destacables son los siguientes:

  • La exposición al calor estimula el sistema nervioso, ya que se incrementan: la respiración, la actividad cardiovascular, el metabolismo y el sistema hormonal.
  • Gracias a la acción del calor, se dilatan los poros y esto contribuye a la eliminación de toxinas e impurezas.
  • Producto de la dilatación de los poros, la piel queda más suave y tersa.
  • La humedad penetra a través de las vías respiratorias produciendo un efecto expectorante y mejorando las molestias del refriado, sinusitis, tos y/o cualquier problema respiratorio.
  • En las mujeres, mejora la limpieza de sus partes íntimas y a la par mitiga los síntomas de la menstruación.
  • Ayuda a disminuir el acné y también es muy efectivo para la piel antes del afectado.
  • Si se alterna con baños de agua fría, ayuda a tonificar la piel y logra un efecto relajante.
  • Brinda un efecto relajante en la musculatura, lo cual permite combatir eficazmente todo tipo de traumatismos y problemas en la región ósea.
  • Se ha comprobado que la exposición al vapor contribuye a la renovación de la epidermis de la piel.
  • Ayuda a aliviar el estrés y alcanzar mayor sosiego mental.
  • Para los fumadores ayuda a liberar la nicotina a través de los poros.

Precauciones y contra indicaciones del baño turco

El baño turco, como cualquier otro tratamiento, debe tomarse con cuidado y mesura y siempre con el visto bueno de un médico o profesional que así lo supervise. Es recomendable seguir estas indicaciones:

  • Si es la primera vez que toma un baño turco, no vaya solo; hágalo en compañía de alguien que haya tenido una experiencia previa.
  • Si combina el baño turco con alguna otra actividad física, se recomienda descansar entre 10 y 30 minutos para que la temperatura corporal se estabilice, evitando así una exposición súbita a un calor extremo.
  • Es importante ingerir mucho líquido (tanto antes como después de su uso), ya que su cuerpo se va a exponer a una deshidratación moderada.
  • No acceda al interior del hammam con el estómago lleno, ni tampoco si se encuentra especialmente cansado.
  • No realice ninguna actividad física dentro de la cabina.
  • Si es su primera sesión, es recomendable no extenderla más allá de los 10 minutos para evitar una pérdida de compensación.
  • Es recomendable cubrir el cabello con una toalla húmeda, para evitar un resecado excesivo del cuero cabelludo.
  • Es natural que después de un tiempo de exposición al vapor, sienta el deseo de refrescarse; si esto ocurre, salga de la sala y descanse unos minutos.
  • Las personas expertas pueden permanecer hasta 15 minutos en el interior de la sala, pero se recomienda descansar después de cada sesión.
  • Después de finalizar cada sesión, permanezca unos instantes al aire libre para que las vías respiratorias se aireen.
  • Si dispone del tiempo suficiente, sumérjase en agua fría para que los vasos sanguíneos se re-contraigan y se estabilice la presión arterial.
  • Es recomendable alternar las sesiones de sauna con duchas de agua fría, ya que tal combinación ayuda a la vasoconstricción y permite la eliminación de forma más rápida de las toxinas acumuladas en los músculos.
  • Al ducharse con agua fría, se recomienda dirigir el flujo de liquido al corazón, extremidades y al resto del torso, para que con el masaje estas zonas recuperen su actividad.
  • Se recomienda después de una sesión ingerir una bebida isotónica que repare al máximo el organismo.

Cabinas de baño turco

El baño turco puede llevarse a la comodidad del hogar y conseguir los mismos efectos para la salud que brindan las salas profesionales.

Los tipos y tamaños de estas cabinas dependen de sus necesidades y de la disponibilidad de espacio. Respecto a la capacidad de la cabina, las hay para: 2-3 personas,3-4 personas,4-5 personas,7-8 personas y 8-9 personas.

En relación a la altura, en Web del Hidromasaje ofrecemos varias alternativas: igual o menor a 1.500 mm, o mayor a 1.500 mm.

Nuestros baños turcos tienen un generador de vapor que varía entre los 5Kw (monofásico) y los 9 ó 12Kw (en estos casos ya funcionarían en electricidad trifásica). La potencia del generador varía, como no podía ser de otra manera, en función del espacio de cada modelo.

Las cabinas de baño turco vienen con un generador de vapor en la base, donde se produce la nube de vapor. Esta asciende y se expande por todo el cuerpo interior del equipo y la temperatura se regula mediante un termostato (la gran mayoría de estos generadores pueden llegar a una temperatura a 50-75ºC). Estas cabinas se diferencian de los saunas tradicionales en que éstas últimas obtienen el vapor calentando piedras volcánicas.

Para mantener el vapor en la cabina del baño turco, este magnífico producto dispone de un cerramiento hermético que además sirve como protección para evitar que la humedad inunde el resto del cuarto de baño de por efecto del vapor.

La adquisición de una cabina de baño turco, aumenta el valor patrimonial de una propiedad. No dude en contactarnos si necesita cualquier tipo de información adicional a la anteriormente expuesta.

 

Por: Web del Hidromasaje

1 Comment

  • javier Posted marzo 16, 2018 8:13 pm

    Gracias!! La verdad es que se hace raro, sí xD

AGREGAR COMENTARIO

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *