La experiencia de utilizar una bañera japonesa

En el siglo XVI, cuando los europeos llegaron a las costas de Japón, se vieron fascinados con la cultura ancestral que inundaba este país, pero una de las cosas que más sorprendió a los del viejo continente fue la práctica de ciertas rutinas de aseo personal que los japoneses llevaban a cabo diariamente; claro, estos viajeros no estaban acostumbrados a este tipo de rituales, por así decirlo, pues para ellos tomar un baño no era algo primordial en su lista de tareas, a veces pasaban hasta varias semanas sin saber lo que era asearse.

Es aquí donde entra el término ofuro o bañera japonesa, una de las tradiciones más viejas de los japoneses y que en la actualidad se conserva con mucho arraigo. Esta bañera con agua caliente es un artículo que se encuentra comúnmente en cualquier hogar del país asiático y brinda a sus usuarios momentos de relajación durante el aseo, pues el baño para ellos es más que un simple aseo; se considera como una tradición ancestral, de crecimiento espiritual donde las personas pueden dejar a un lado el estrés y las preocupaciones de la vida cotidiana. En pocas palabras, se rinde culto al baño.

Si retrocedemos unos cuantos siglos podrás saber que las primeras bañeras japonesas que se construyeron eran básicamente unos tanques hechos con madera de los mejores cedros de la zona. Estos artículos eran llenados con agua muy caliente, lo cual hacía que el aroma de la madera fuera expulsado y que el ambiente se impregnara con esencia de cedro. Esto al final se traducía en un baño con altas cualidades terapéuticas, permitiendo una experiencia muy placentera para la persona que se aseaba pues hacía que los músculos se relajaran, la mente se calmara y que el cuerpo eliminara toxinas a través de la sudoración. La bañera japonesa es tan importante para los asiáticos que existen textos documentales que narran la estrecha relación que hay entre el budismo zen y las bañeras japonesas con fines de mejorar la meditación.

Como te mencionamos anteriormente, las bañeras japonesas se pueden conseguir en cualquier hogar del país asiático y en cualquier parte del mundo, de hecho, las familias que por una u otra razón no pueden tener un ofuro en su casa, pueden ir a sitios especializados conocidos como Sento que ofrecen este tipo de servicios, donde los usuarios pueden disfrutar de la experiencia de relajarse en una bañera japonesa. A estos lugares asisten cientos y cientos de personas anualmente con el firme propósito de dejar a un lado las preocupaciones y abrirle un espacio a la paz y tranquilidad.

Si en tu hogar quieres recrear un espacio para la paz y la meditación que incluya en él una bañera japonesa, recuerda que debes acondicionarlo con ciertos elementos que brinden calidez al lugar. Te recomendamos que pintes con colores cálidos y que tengas alguna entrada de luz natural. También puedes tener taburetes y repisas para colocar velas, jardines zen, inciensos o cualquier otro artículo que te evoque tranquilidad y armonía.

Por otro lado, también puedes jugar con diferentes terapias a la hora de utilizar la bañera japonesa, es decir, puedes combinar el aroma que expulsa la madera con otras esencias como el sándalo, la lavanda y la manzanilla, olores que te ayudarán a relajarte aún más y logrando una experiencia sin igual.

La belleza del baño japonés está en que su diseño es muy simple y minimalista. Ahora bien, si te has quedado enganchado con todas las bondades que puede ofrecerte este tradicional artículo, aquí te explicaremos cómo tomar un baño en una bañera japonesa y disfrutar de todas las bondades que esta tradición milenaria trae consigo.

Tomar un baño en Japón no es simplemente entrar en una bañera con agua caliente. Para los asiáticos es algo más. Es por ello que existen una serie de normas básicas que se deben seguir para no estropear la experiencia y que disfrutes plenamente del baño.

Sea en un baño privado o en uno popular (conocido con Sento), el espacio estará diferenciado por dos zonas: la zona de la ducha y la parte de la bañera. La parte donde está ubicada la ducha es lo primero que se tiene que utilizar, pues aquí deberás limpiarte bien antes de entrar a la tina. En este lugar hay un pequeño taburete de plástico dispuesto para que las personas se sienten y puedan lavarse profundamente con toallas o esponjas. Solo cuando se está completamente limpio se puede entrar en la bañera y disfrutar cómodamente de toda la relajación que la bañera japonesa te puede ofrecer.

En los sitios conocidos como Sento, la entrada siempre estará marcada por una cortina pequeña que se denomina nōren donde aparece la sílaba Yu que significa “agua caliente”. Este fonema es comprendido por niños y adultos por igual.

Una vez dentro, podrás ver que hay un espacio sólo para mujeres y otro sólo para hombres, pero en su interior no hay muchas diferencias ya que están estructurados con la misma arquitectura. Después de quitarse los zapatos y dejar todas sus pertenencias en una cesta, los usuarios cogen una toalla y comienzan a vivir una experiencia muy placentera desde que acceden al lugar.

En los Sento las bañeras japonesas están listas para ser utilizadas. Aquí podrás encontrar una gran variedad: con agua muy caliente, otras con un poco más fría, con aceites esenciales o con hierbas aromáticas para que los usuarios escojan la que más le guste y donde se sienta más en paz.

Para los japoneses es tan importante el baño que los Sento se convirtieron en espacios que van más allá del arte de asearse. Aquí pueden socializar con diferentes personas, drenar sus frustraciones y salir un poco más renovados para enfrentar los problemas del día a día.

Los Sento se originaron hacen muchos años atrás, donde estos espacios sólo incluían las bañeras japonesas y nada más, pero en la actualidad estos lugares han ido avanzando con la sociedad y además de bañeras japonesas podrás encontrar productos como el jacuzzi exterior, cabinas de hidromasajes, saunas y hasta gimnasios, son lo más parecido a un spa.

Sin duda alguna las bañeras japonesas son una excelente opción para salir de la rutina y darle entrada a la paz que tanto necesitamos en nuestro día a día. Recuerda que si esta tradición ha perdurado en el tiempo, es porque realmente trae consigo muchos beneficios y que se hace vuelve incluso imprescindible en una era donde el ritmo de vida es cada vez más acelerado.

Si este tema te llama mucho la atención y quieres tener tu propia bañera japonesa en casa, te invitamos a visitar nuestra web, donde podrás encontrar diferentes tipos de bañeras japonesas que se acomodarán al estilo que buscas. Tenemos varias soluciones para que encuentres la que más se adapta a tus necesidades.

 

Por: Web del Hidromasaje

AGREGAR COMENTARIO

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *