La limpieza y el mantenimiento de un baño turco

Instala un hammam y mantenlo en optimas condiciones

Un baño turco puede ser considerado un estilo de vida. El vapor de esta estructura hace que se descongestione la respiración y se eliminen todas las toxinas del cuerpo, convirtiéndolo en un método terapéutico realmente relajante y saludable, Recibir sus beneficios es magnífico y saber cómo mantenerlos en buen estado a través del tiempo es de vital importancia. A continuación sabrás la forma de hacerlo.

Al saber esto, tener un hammam en casa es una de las mejores acciones que se pueden realizar. Estos equipos se instalan con gran facilidad, al ser un ambiente húmedo y poco agobiante, puede ser el lugar ideal para descansar al finalizar la jornada laboral.

Por otra parte, puede ser un punto social que se convertirá en la envidia de todos tus amigos. Un baño turco permite que se incorpore un equipo de sonido, donde la música y la compañía son una increíble combinación. La iluminación, la distribución y los acabados son factores que se deben tener igualmente en cuenta para crear dicho espacio en el hogar.

El hammam es práctico desde hace muchos años. Al ser un sitio húmedo en donde el termómetro varía con la altura, finalizando en la clásica niebla, que se destaca en estos baños calientes. El agua a grandes temperaturas que circunda por las cañerías genera el humo, que es producto de la relajación.

A diferencia de una sauna, los baños turcos tienen una temperatura menor, y el grado de humedad es muy superior, haciendo que la cantidad de sudor sea reducida, sin disminuir la sensación de relajación en un baño turco. A continuación sabrás los aspectos que debes tener en cuenta para instalarlo en casa y disfrutarlo a plenitud.

Aspectos básicos para incorporar un hammam al hogar

Al instalar un baño turco, primero de todo se deben tener en cuenta los materiales. Por lo general, la cabina pude ser construida, o comprarse acrílica, sin importar la seguridad. Es necesario que se coloque un techo inclinado, evitando que el agua que se condense caiga encima de los que se encuentren en el hammam (no te preocupes, nuestros baños turcos cuentan con una estructura diseñada para evitar este inconveniente).

Antes de ubicar completamente el hammam, es necesario que se preinstalen algunos elementos. En esta fase se establecerá la habitación de baño en un espacio acorde, luces de bajo voltaje y un desagüe para la recogida de aguas.

La puerta del baño turco, precisa contar con un cristal de seguridad y debe abrirse hacia fuera en todo momento. Existen increíbles accesorios que pueden adecuarse según los deseos del individuo que lo instale, haciendo que estas estructuras sean personalizables y listas para el disfrute de quien las utilice.

Dicha puerta necesita de un cierre hermético, logrando que el calor se mantenga dentro del baño turco de manera hermética y no se disperse. Requiere por tanto de un buen aislamiento y que las puertas sean de vidrio, ya que además de tener un increíble atractivo estético, permiten que la estancia sea mucho más cómoda.

No es necesario realizar un increíble cambio en el hogar si se desea crear un hammam. Después de aplicar los cambios adecuados, un baño común se puede convertir fácilmente en una estructura para recrear sesiones de vapor, siendo un espacio de gran relajación.

El hammam generalmente tendrá como complemento una ducha, capaz de refrescar a las personas que se encuentren dentro del baño turco, y al salir de esta después de unos minutos de relajación. Un dosificador es otro accesorio de gran atractivo, ya que genera olores agradables mientras se absorbe el vapor.

Aspectos de instalacion y mantenimiento del hammam

Es de vital importancia tener en cuenta que el baño turco debe ser de pequeñas proporciones en altura. El vapor generado tiende a subir, por lo que una altitud máxima de 2 metros y medio es ideal. Como ya hemos mencionado, el hammam debe mantener una pendiente evitando el efecto de lluvia después de que el calor se condense con tan altas temperaturas.

La humedad del hammam es muy alta, por lo que la temperatura máxima debe ser de unos 45-65 grados centígrados. Las terapias de esta forma son un completo disfrute, una gozada.

Los bancos dentro del baño turco deben estar elaborados por materiales de piedra, principalmente el mármol, o también en acrílico. La humedad y el calor hacen un gran deterioro de otros elementos.

Los fabricantes de hammam tienen un gran repertorio de productos que recomiendan para su limpieza. Unos son diseñados pensando en diferentes tipos de ambientes, entre ellos se encuentran detergentes suaves utilizados en baños de vapor que permiten una óptima desinfección, sin mantener un fuerte olor químico en el baño turco. De todos modos, si no cuenta con productos específicos para el cuidado del baño turco, usar un trapo húmedo por el interior del habitáculo cada 2 meses es una manera muy sencilla y práctica de mantener en buen estado tu hammam.

El generador de vapor debe tenerse muy en cuenta también, realizando evaluaciones periódicas en el mantenimiento del baño turco. Estos generadores deben encontrarse en lugares ventilados y secos, que eviten el deterioro, y mantengan su óptimo funcionamiento durante mucho tiempo.

De igual manera se puede incorporar un ablandador de agua, el cual reduce considerablemente el número de sales minerales en las tuberías del baño turco. Esto es de vital importancia, ya que se pueden incrustar en los depósitos, lo que hace que a largo plazo se generen algunas complicaciones.

Una gran alternativa que se debe tener en cuenta dentro del hammam, es disponer de un sistema de desinfección. Este puede contar con una gatilla, el cual tendrá una limpieza automática luego de que una sesión de vapor haya concluido satisfactoriamente.

Esta boquilla ubicada en el techo, permite que se distribuya un desinfectado efectivo después del uso del equipo baño turco. La limpieza del hammam es de vital importancia, ya que el desarrollo de bacterias puede ser muy alto al tener contacto con la piel, sudoración y grandes cantidades de calor.

Ahora que se sabe esto, es muy fácil mantener un baño turco con estas recomendaciones. Relajarse en casa es posible, y se logra a través de estas increíbles estructuras.

 

Por: Web del Hidromasaje

AGREGAR COMENTARIO

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *