Las saunas Hammam en el mundo

¿Sabías que las saunas hammam vienen en diferentes formas y están todas repartidas alrededor del mundo con distintas peculiaridades? Muchos los conocen comúnmente como “baños turcos” pero también hay otras formas de llamarlos. En algunos países se refieren a ellos como saunas rusas o saunas finlandesas, o también uno de nuestros apodos favoritos, Temazcales.

Todas son similares y funcionan con el mismo sistema, la única diferencia son las necesidades de los distintos públicos, propios de cada país, y es que cada cultura lo adapta a sus propias demandas y e intereses sociales. De esa manera, van cambiando y modificándose con el tiempo para funcionar según cada tipo de usuario y zona del planeta. Así ha sucedido ya con el jacuzzi.

Cuando se trata de objetivos de higiene, a pesar que la meta es lograr bienestar, las sensaciones pueden ser distintas. El lugar donde se ubican estas saunas, si son lugares para disfrutar de forma privada o para tener encuentros, si son para reposar o para entretenerse, todo varía, por eso han surgido varios objetivos alrededor del mundo, siendo Finlandia, Rusia, Turquía y los países árabes sus lugares de origen.

¿Cuáles son más reconocidos?

Podrías pensar que los turcos son los más famosos, pero estos accesorios de higiene se remontan a generaciones pasadas, donde los árabes supieron aprovechar el agua al máximo para hacerle frente a sus condiciones climáticas (mucha arena y tormentas) sabiendo lo fundamental que es el momento del baño.

Al descubrir los surtidores de agua ubicados en patios, se apropiaron de este elemento, haciendo de su uso algo imprescindible. Con esto vinieron acompañadas varias técnicas de instalación y estudio de su funcionamiento.

Cuando los árabes logran establecerse al sur de Hispania, el uso del baño mediante este peculiar estilo se expande alrededor de la península. Se hace sumamente popular y la sociedad empieza a adoptarlo, debido a su practicidad. Desde las iglesias hasta la familia real, todos empezaron a aplicar esta actividad en su día a día. Se extendió por todo el territorio que hoy en día conforma España, para ser un ejercicio común e importante para nuestras vidas.

Se dice que estas técnicas de baño vienen desde mucho antes, porque las termas romanas servían dentro de esas civilizaciones antiguas, influyendo sobre los musulmanes. La similitud con las bañeras vino de tomar esa idea y cambiar las estructuras para adaptarlas a un uso más íntimo.

¿Qué saunas hammam hay en el mundo?

Continuando con la cultura árabe, en Túnez, Marruecos y Argelia vemos cómo siguen con las técnicas más tradicionales y antiguas, como si todos esos años no hubiesen pasado y la autenticidad siguiera intacta.

Sin embargo, vamos hacia otra parte del mundo: Centroamérica. Con ese largo viaje que han emprendido las costumbres del Medio Oriente, todo se ha ido moldeando hasta lograr el famoso Temazcal, también utilizado en México. Este es un baño de vapor, que aunque básicamente sea autóctono de estas regiones, es muy parecido a la sauna hammam. La gran diferencia es su objetivo, porque el Temazcal es netamente medicinal.

De hecho, está tan orientado a la medicina, que se les aplica infusiones de plantas curativas en el sistema de vapor para que el usuario respire el aroma. Además, se trataba de entrar desnudo y de espaldas para que tenga el mejor impacto posible y aprovechar al máximo sus beneficios. Había un proceso previo, que consistía en cubrir la piel con algunas ramas tiernas, aplicar jabón y enjuagar con agua a bajas temperaturas antes de entrar al Temazcal.

La etapa posterior se basaba en el descanso, donde los pacientes eran ubicados para un reposo recuperador.

Continuando con nuestro viaje por el mundo de las saunas hammam, nos dirigimos hacia Rusia, origen de los famosos “baños rusos” aplicados en diferentes escenarios, todos muy útiles y necesarios.

La palabra baño en ruso se dice “bania” y así es como se conoce desde sus inicios gracias a los vikingos, que lograron ubicarse cerca de San Petersburgo.

Para esa época, existía un concepto de baño público donde podías disfrutar de tres espacios principales: una sala de duchas, un clóset y lo que se conocía como el “parilka” para darte un baño de vapor. Esto último es lo equivalente a una sauna, fabricado con madera y un caldero que siempre estaba caliente, con piedras que recogían la temperatura y se regaban con agua para crear una sensación de humedad.

A veces, esta agua que rociaba las piedras estaba aromatizada para amenizar el espacio. Un ritual adicional durante el uso de baños rusos es usar hierbas de abedul para aplicarse unos a otros en la piel con pequeños golpes.

Los baños rusos están bastante reconocidos. Corresponde a otra variación de las saunas hammam que ha calado exitosamente en muchos países. Mantiene la misma esencia, pero las técnicas son distintas.

Nos vamos a la región escandinava, para encontrarnos con la sauna finlandesa. Bastante parecida a la rusa, pero es completamente seca. No se utilizan ramas de abedul, pero está compuesta de la misma forma. De hecho, la podemos ver en muchos gimnasios y espacios dedicados al entrenamiento físico para el proceso posterior al ejercicio. Lo ideal después de tomar una sauna finlandesa, es ducharse con agua fría y dejar reposar el cuerpo.

Sauna hammam conquistando el mundo

Hemos visto todas estas variaciones, pero la verdad es que la experiencia de un hammam es maravillosa y muchos la ubican como la más placentera y completa. Hay ciudades como Dubai o Marrakech que han aplicado instalaciones de lujo para estos tipos de saunas.

Hace siglos, en España, existían edificaciones especialmente dedicadas a este tipo de baños. Al igual que en esta región, se ha expandido su uso y millones de personas las han aprovechado para sus beneficios médicos, para mejorar la piel, vías respiratorias y mucho más.

Para adquirir una sauna hammam, tenemos disponibilidad de muchos modelos en nuestro catálogo. Puedes echarlesun vistazo aquí: https://www.webdelhidromasaje.com/ donde encontrarás una gran variedad de modelos para disfrutar de esta técnica tradicional de relajación en la comodidad de tu hogar. Si tienes cualquier tipo de duda, sólo tienes que contactarnos.

 

Por: Web del Hidromasaje

AGREGAR COMENTARIO

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *