¿Necesito realmente una ducha de hidromasaje?

El baño principal de cada casa es un espacio sagrado para muchos, y puede que la instalación de una ducha de hidromasaje sea lo que necesita ese lugar para terminar de convertirse en un oasis personal. Pero ¿realmente necesito una?

Primero es necesario, antes de determinar si tanto mi baño como mi familia en general necesitan una, asimilar de manera correcta los conceptos principales de este producto. Una ducha de hidromasaje es un producto de pequeñas o medianas dimensiones, cerrado al uso, que dispone de un plato de ducha en el suelo a través del cual se desagua. Estas se utilizan generalmente para la limpieza de nuestro cuerpo, aunque también son muy útiles para relajarse durante unos minutos.

El segundo concepto a aclarar es el referente al hidromasaje, que se define como la aplicación de chorros de agua a presión en la piel, sobre todo en las zonas en las cuales hay tensión o alguna clase de dolencia. Esto en conjunto con la constante rotación del agua mediante diferentes intensidades de potencia del chorro logra una experiencia relajante.

Entonces se entiende que la ducha de hidromasaje es, valga la redundancia, una ducha con un sistema de hidromasaje incorporado de serie. Bastan unos cuantos minutos al día para aliviar los dolores de espalda así como las contracturas, ya que tiene un efecto analgésico y anti inflamatorio.

Un producto recomendado para la mejora de la salud

Generalmente, cuando tenemos estos dolores o acumulación de estrés, recurrimos a un profesional para que nos ayude con esta situación; pero la ducha de hidromasaje es una alternativa a esta opción ya que cumple la misma función pero automatizado, rápido y accesible en cualquier momento del día. Aunque todo hay que decirlo, no es tan efectivo como un fisioterapeuta profesional, por razones obvias.

Los efectos positivos que conlleva su uso se ven en la circulación arterial del cuerpo. Esto es debido a que la presión de los chorros de agua estimula la circulación de la sangre y beneficia además a la actividad cardíaca. Además ayuda en la relajación de los músculos y elimina toxinas al abrir los poros de la piel.

Como estamos viendo a medida que avanza este post, una ducha de hidromasaje es el regalo perfecto para todas aquellas personas que sufren molestias de tipo física. También es recomendable para todas aquellas personas que desean disfrutar de:

  • La eliminación de estrés y dolores musculares.
  • La tonificación de los músculos.
  • Recibir ayuda en la circulación sanguínea del organismo.

Algunos beneficios y facilidades como la regulación de la presión de los chorros de agua y el hecho de que la instalación de la cabina ocupa un espacio reducido, requieren su debida mención.

¿Cuáles son mis opciones si quiero una?

Al comprender bien lo que te ofrece una ducha de hidromasaje, su alivio a tensiones físicas e incluso mentales, así como los beneficios mencionados con anterioridad (o simplemente para tener un lugar tranquilo en el cual relajarse a cualquier hora) puede ser que pienses en adquirir una con el fin de disfrutar de sus beneficios.

A la hora de elegir cuál ducha de hidromasaje es la más adecuada hay varios factores a considerar, así como una gran cantidad de modelos a elegir, cada uno de ellos con características distintas entre sí. La cantidad de modelos de ducha de hidromasaje es demasiado extensa como para explicar todos los tipos diferentes que existen, así que sólo mencionaremos algunos con sus características.

Como ejemplo tenemos la Cabina de Hidromasaje AS-001A con unas medidas de 1200 x 900 x 2150 mm con 8 jets totales repartidos en espalda y pies. Aprovechando la ocasión, ten en cuenta que los jets que se mencionan en estas cabinas son aquella parte de la ducha que expulsa el agua a presión, es decir, son los inyectores/chorros que se ubican generalmente en la parte posterior y que inciden en la espalda y puntos clave del cuerpo.

También está la cabina de Hidromasaje AS-003A-2 con unas medidas de 960 x 960 x 2150 mm e igualmente con 8 jets de potencia. Comparando las medidas vemos que esta opción es más pequeña y además presente una forma totalmente cuadrada, regular, mientras que la anterior era rectangular. La potencia en cambio (número de jets) es idéntica, con 8 jets de hidromasaje en total.

Otra opción interesante es la cabina de hidromasaje AS-010B con unas medidas de 1200 x 900 x 2200 mm y 8 jets de hidromasaje. Bastante parecida a la primera en cuanto a medidas excepto que esta es un poco más alta, tiene un diseño muy vanguardista y distinto a las anteriores.

Recuerda que todos los modelos de ducha de hidromasaje en nuestra empresa cuentan con función sauna. Seguramente te preguntes por qué “con sauna”. La respuesta es sencilla: efectivamente estos productos vienen con un sistema de sauna incorporado además de los chorros a presión prometidos para mejorar aún más la experiencia vivida. Dos en uno, una propuesta muy interesante que mejora la calidad de vida del usuario.

Acerca de los precios

Hablemos del precio de estas duchas de hidromasaje. Si buscamos en las páginas que se especializan en ofrecer estas cabinas, como nosotros, podemos encontrar precios muy variados dependiendo del diseño, tamaño y prestaciones de cada modelo.

Los precios varían desde 1430 € hasta incluso 1800 €, aunque en Web del Hidromasaje también contamos con una sección de cabinas de hidromasaje económicas a muy buen precio, donde encontrarás opciones interesantes y con importes más bajos.

Además de los modelos ya mencionados hay algunas cabinas que se utilizan específicamente, ya sea para el uso personal (instalada en tu propia casa gracias a su fácil y rápido acceso) o para el uso profesional, como podría ser en un spa o simplemente un establecimiento especializado en su uso donde encontrar otros productos de relajación como los jacuzzis.

Y de la misma forma que hay diferentes tipos de cabinas, hay diferentes tipos de masajes que estos increíbles aparatos pueden propiciar, aunque no sea una lista tan extensa como los modelos de las cabinas.

Está el hidromasaje pulsante, un tipo de masaje basado en la estimulación de la parte del cuerpo en la que se aplique el chorro a presión. Se basa también en esparcir los chorros de forma vigorosa.

La otra opción es el hidromasaje constante, que se basa en la aplicación del chorro de forma continua en una sola parte del cuerpo en concreto. Este es usado generalmente cuando hay un gran dolor o tención acumulados en una única parte del cuerpo.

También es importante mencionar las zonas que puede alcanzar la ducha de hidromasaje, entre ellas están la zona cervical ósea, la espalda superior, los músculos de los hombros y cuello, la zona dorsal, etc, zona lumbar, etc. Por último, está la zona plantar, que es la planta del pie.

Es destacable el hecho de que puedan ser instaladas por la misma persona que las compra si esta cuenta con las herramientas necesarias, aunque es preferible ponerse en contacto con una persona que este mas familiarizada con la instalación para evitar posibles complicaciones a la hora de la instalación. En nuestra empresa, por ejemplo, podemos ofrecer un servicio de montaje oficial, pero también podemos enviar un vídeo de montaje que muestra paso a paso cómo realizar esta tarea.

 

Por: Web del Hidromasaje

AGREGAR COMENTARIO

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *