Piscina de hidromasaje: una alternativa para mejorar tu salud

En esta entrada te hablaremos acerca de la piscina de hidromasaje. A modo de introducción, es importante recalcar la importancia del agua como elemento de la naturaleza, líquido utilizado toda la vida para tratar diferentes enfermedades así como mantener y recuperar la salud, siendo un elemento esencial para vivir.

En un principio, como terapias se utilizaban fuentes naturales de agua como cascadas, ríos y agua salada del mar, siendo el movimiento y temperatura la raíz principal de cualquier tratamiento terapéutico.

Sin embargo, buscando la forma de llevar las bondades del hidromasaje (también aplicable por tanto a la bañera hidromasaje) a casa, el hombre creó la piscina de hidromasaje, que no es más que una tina de gran tamaño provista de varias tomas de llenado y vaciado, que a través de bombas y circuitos eléctricos realiza la constante rotación de agua (a diferentes intensidades de potencia) a lo largo y ancho del jacuzzi.

En la actualidad algunas marcas especializadas agregaron colores e iluminación para efectos del agua y trabajar en campos específicos como la cromoterapia (terapia de la luz), además de fragancias en el sistema para la aromaterapia, haciendo de la piscina de hidromasaje toda una experiencia sanadora y relajante.

Desde la antigüedad está comprobado que el uso de hidromasaje, con diferentes temperaturas, funciona para estimular nuestro sistema inmunológico elevando nuestras defensas. También mejora la circulación sanguínea, previniendo la aparición de varices al utilizarlo con una temperatura de 35º C dos veces a la semana.

Para aliviar dolores reumáticos, fracturas, tendinitis y contusiones, así como rigidez de articulaciones y relajar contracciones musculares, recomiendan el hidromasaje con una temperatura entre 37 y 38ºC de dos a cuatro veces por semana. Si lo que deseas es mitigar el estrés y la depresión, se recomienda su uso durante la mañana o antes de cenar, con una presión mínima y temperaturas de entre 36 y 38ºC, días alternos, con una música suave y animada.

Si lo que buscamos sin embargo son efectos revitalizantes tales como eliminar toxinas, hidratar la piel y atenuar la celulitis, se recomienda la piscina de hidromasaje con una temperatura de hasta 38ºC de dos a tres veces por semana, lo cual permite también liberar las vías respiratorias.

Especialistas en hidromasajes incluyen el ozono entre los componentes electrónicos de la maquinaria, con el objetivo que este último elemento penetre en los tejidos reactivando el funcionamiento de las células, favoreciendo la desintoxicación, mejorando la piel, los sistemas circulatorios y respiratorio, también aumenta la producción espontánea de melatonina (hormona de la juventud), ayuda en la producción de hormonas de la felicidad como las endorfinas y serotoninas, mejorando estados de ánimo.

Cabe destacar que antes de iniciar terapias en la piscina de hidromasaje, siempre es importante consultar a un médico para que proporcione instrucciones según su estado físico. Si usted no presenta ninguna dolencia, y tiene una piscina de hidromasaje en casa, es importante que lo use con regularidad para mantener el bienestar y prevenir enfermedades.

Cómo utilizar la piscina de hidromasaje

Una vez que conoces los beneficios que otorga para tu salud y bienestar la piscina de hidromasaje, es importante tener conocimientos básicos acerca de la forma correcta de utilizarlo; debes recordar que el equipo está integrado con bombas y conexiones eléctricas que pueden representar algún tipo de riesgo si lo usas de forma indebida.

Lo primero que debes tener en cuenta es que si tu cabello es largo, debes asegurarlo (de forma cómoda), para evitar que quede atrapado entre los filtros o drenajes. Es algo remoto, pero mejor prevenir que curar.

La temperatura del agua es esencial, si tu jacuzzi no tiene termómetro integrado, es importante que tengas en cuenta que la temperatura recomendada es entre 33 y 38ºC. Especialistas recomiendan tomar baños que no excedan de 30 minutos.

Evitar ingerir bebidas alcohólicas dentro de la piscina de hidromasaje, aunque para algunos sería el relajante ideal después de un día ajetreado, el agua amplifica los efectos del alcohol, que ligado al agua tibia te adormece más rápidamente. El cuerpo no regula la temperatura corporal mientras estás dormido uy por lo tanto corres el riesgo de ahogarte. En ese mismo orden, si te sientes muy cansado, evita entrar al hidromasaje, pues te puedes quedar dormido.

Aunque otra idea de un momento perfecto en la piscina de hidromasaje es tener a la mano teléfonos y equipos electrónicos, es importante que evites todas las conexiones a enchufes o tenerlas a una distancia prudente donde no tengan contacto con el agua, evitando de este modo accidentes con su salud y pérdidas de los aparatos que estén cerca (que frecuentemente tienen un valor económico importante).

Para mantener la calidad de agua de la piscina de hidromasaje, es importante que la mantengas tapada mientras no esté en uso, así evitas que la suciedad y los residuos entren. De igual forma es importante que siempre drenes el agua de la cubierta antes de utilizarlo y que cada cierto tiempo llames a un profesional en jacuzzis y/o piscinas para que revise el correcto funcionamiento del mismo.

Antes de meterte en el interior del equipo, báñate con agua y jabón para evitar que los aceites de la piel se acumulen en los filtros, impidas la proliferación de bacterias en la piscina de hidromasaje y la creación de una desagradable capa en la línea de flotación. Tras el uso de la piscina, también se recomienda una breve ducha para evitar gérmenes que se hayan podido quedar pegados a la piel.

Como medida de seguridad es importante que tengas alfombras antideslizantes para salir de la ducha y también pasamanos o algún elemento para apoyarse y evitar caídas. Los accesorios como las escaleras también suelen ser ciertamente eficaces.

Procura mantener siempre limpia la piscina de hidromasaje, para ello debes rodearte de expertos y fabricantes, manteniendo las sustancias químicas en niveles apropiados, evitando así posibles molestias de salud. En Web del Hidromasaje ofrecemos todos los componentes y accesorios necesarios para que tú sólo tengas que disfrutar del uso de tu piscina.

El uso de la piscina de hidromasajes con fines terapéuticos se recomienda acompañado de ejercicios, una alimentación balanceada y el seguimiento de médicos especialistas.

Decoración de la piscina de hidromasaje

Ya conocemos los usos y beneficios de la piscina de hidromasaje, pero es importante que a la hora de tomar la decisión de comprar un producto así, se planifique de manera correcta la ubicación: ¿mejor en el interior o en el exterior del hogar?

Una vez aclarado ese punto, al tratarse de un elemento de relajación, es importante decorar toda el área con elementos que nos aporten bienestar, colores neutros que relajen la mente y elementos naturales como plantas y velas; a ser posible, siempre es agradable escuchar algo de música relajante. Nuestros equipos tienen radio y conexiones para escuchar tu propia música, por tanto eso ya lo integra la propia piscina de hidromasaje 🙂

Como decíamos anteriormente, y esta vez ligándolo a la decoración, es imprescindible colocar pasamanos cerca de la piscina de hidromasaje para facilitar la entrada y salida del equipo, así como alfombras o pisos antideslizantes. Es importante también colocar mobiliario para tener a mano toallas de baño y otros elementos.

Recuerda que lo más importante es preservar nuestra salud y mantener el bienestar propio siendo la piscina de hidromasaje un área muy propicia para el encuentro entre familiares y amigos.

 

Por: Web del Hidromasaje

AGREGAR COMENTARIO

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *