Qué saber sobre el mundo de la sauna finlandesa

Para muchos, la sauna finlandesa es algo más que un simple espacio. La inmensa totalidad de conocedores de la materia advierten que este complemento del baño está arraigado a su cultura, tanto que en ese país hay alrededor de cinco millones de habitantes pero existen poco más de tres millones de saunas, una relación muy cercana a una por hogar.

De su historia se conoce poco, pero lo cierto es que con el transcurrir del tiempo ha trascendido su uso al punto que ha dejado de lado el hábito de bañarse en sí (ojo, allí también usan el jacuzzi exterior, pues los beneficios son igualmente ventajosos para el organismo), para convertirse en un elemento que permite la relajación y el contacto con el “yo interior”.

Como acabamos de comentar, el uso de estos espacios está íntimamente ligado a la cultura del país ubicado en el norte de Europa. Para comprender la sociedad finlandesa hay que bañarse en sus saunas.

Los finlandeses son conscientes de que los extranjeros tienen ciertas inhibiciones y cuidados a la hora de meterse dentro de una caja de madera completamente desnudos. Es algo a lo que en otros países como en España no estamos muy acostumbrados. No obstante, desde Web del Hidromasaje te aconsejamos encarecidamente desplazarte a un balneario y disfrutar de los beneficios de la sauna finlandesa. Te quedarás sorprendido de lo bien que duermes y lo relajado que te encuentras.

Lo que hay que saber a la hora de bañarse

Si deseas instalar una sauna finlandesa en el hogar, se deben conocer bien los aspectos técnicos como el tamaño, materiales, dimensiones, etc.  Todo ello con objeto de que la instalación esté acorde a lo que realmente necesitas.

Pero si por el contrario eres de los aventureros (o aventureras) que viaja y está en constante aprendizaje, es recomendable acercarse hasta Finlandia y disfrutar de uno de los secretos mejor guardados y que seguramente en muy poco tiempo podría convertirse en un vital elemento de tu vida.

Si bien a los finlandeses los valoramos como personas frías, alejadas y muy rudas (cuestiones quizá demasiado subjetivas y exageradas), todo cambia cuando se habla de una sauna finlandesa. Los finlandeses están abiertos a que el mundo conozca su técnica de relajación porque son muy conscientes de los enormes beneficios que su uso y disfrute acaba provocando.

Pero a pesar de lo anteriormente expuesto, es importante saber que esa población desea que se disfrute a plenitud de la sauna, por ello que desarrollaron una serie de normas que es importante saber para disfrutar del momento (más aún si eres uno de los que no nacieron en esas tierras del norte de Europa). Allá vamos:

  1. Lo primero que se debe tomar en cuenta es que la sauna finlandesa (en femenino) es buena para todos. Este baño solamente está prohibido para los recién nacidos, personas con heridas abiertas o enfermedades cardiacas, así como muy vigilado para embarazadas.
  2. Otro factor que se debe tener en cuenta es que la sauna finlandesa no tiene relación alguna con el sexo, a pesar de que muchos piensen que pudiese existir una analogía por el hecho de estar desnudos; todo lo contrario, la sauna es un espacio para la limpieza física y mental, al punto que es posible que el comportamiento sea similar al que se tiene en una iglesia (hecho que sumado a las altas temperaturas del interior de la sauna, hacen inviable la práctica del mismo).
  3. Recibir una invitación para disfrutar en compañía de una sauna finlandesa es un honor. En Finlandia es común bañarse en la sauna como parte de un proceso de vinculación. Existe en el país un pleno conocimiento del cuerpo y por ello no tienen temor a estar desnudos. Muchos conocedores de la cultura finlandesa sostienen que se toman decisiones más importantes en las saunas que en las reuniones de negocios.
  4. Las saunas originales no cuentan con elementos sensoriales que vayan a desviar la relajación. Esto quiere decir que en su interior no hay olores, tampoco música y mucho menos luces de colores. Estos sitios están diseñados con una luz muy tenue, no cuentan con música y los olores que se perciben son del alquitrán natural o del abedul fresco.
  5. Los finlandeses van a la sauna completamente desnudos; es muy natural para ellos, pero si por casualidad estás en su país y te invitan o bien te quieres adentrar en esta tradición, ellos comprenderán y respetarán que quieras ponerte un traje de baño o entrar con una toalla.
  6. A la hora de acceder a la sauna finlandesa se establecen separaciones por grupos. Es decir, mujeres y hombres entran al lugar por separado; sin embargo, las familias van juntas. No obstante, cuando existe la presencia de un grupo mixto, está perfectamente bien preguntarle a la gente quién debería ir con quién.
  7. Otro elemento que quizás genere sorpresa la primera vez es el hecho de golpearse con un manojo de ramitas suavemente. Pues bien, depende de la región ese manojo tiene un nombre particular, puede ser un vasta o vihta. A pesar de lo extraño, este tratamiento (por darle un nombre) se considera como muy beneficioso para la piel.
  8. En la sauna finlandesa no existen normas respecto a cuándo se debe arrojar más agua sobre la estufa. Dicho de otra manera, no está determinada la frecuencia para añadir agua a la estufa y producir vapor. En Finlandia dicen que cuando sientas ganas de otra ola de vapor, ese es el momento.
  9. Como cuidado personal, la persona que va a ingresar a la sauna finlandesa debe estar lo mejor hidratada posible ¿Por qué? ¡Pues porque va a sudar mucho!. El agua es el elemento ideal para disfrutar de la sauna por primera vez, sin embargo, no debe sorprenderse de ver a los finlandeses con cerveza o sidra. Suele ser lo que más disfrutan.
  10. Otro elemento que podría generar una sorpresa es el hecho de que la estufa en donde se encuentra el calor puede ser usada como elemento para la cocción de diversos alimentos. El asado de salchicha es una de las comidas características para estas ocasiones. Las personas suelen envolverlas en papel de aluminio, evitando en parte así los olores, y se consigue así un delicioso plato típicamente finlandés.
  11. No hay reglas reales cuando se trata de la sauna finlandesa y la forma en que se hace depende totalmente de cada ocasión. Lo más importante es relajarse, socializar, tomar un par de tragos y disfrutar de la placentera sensación de que tu cuerpo y mente se relajan.

La sauna finlandesa forma parte de la identidad nacional de los finlandeses, por ello es que se hace importante conocer la mayor cantidad de reglas que se tengan a la hora de disfrutar de una sauna, para lograr que el momento sea placentero y realmente se logre el objetivo de limpiar la mente y el cuerpo de las personas.

Con estos sencillos pasos, será fácil disfrutar de una sauna finlandesa que gracias a los precios de hoy podrás disfrutar en tu propia casa, bien sea en compañía de amigos, familiares o simplemente solo.

 

Por: Web del Hidromasaje

AGREGAR COMENTARIO

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *