Todo lo que debes saber sobre las bañeras con hidromasaje

Hace algún tiempo, las personas se conformaban con simplemente tener una ducha tradicional en casa. No veían más allá y esto les parecía suficiente. Sin embargo, las cosas han cambiado y ahora todos buscan instalar una bañera con hidromasaje en sus viviendas.

Una bañera con hidromasaje es una tina que tiene integrado un sistema de bombas que expulsan agua o aire a presión. Su principal objetivo es brindar un efecto relajante y placentero a sus usuarios a través del masaje, haciendo de un baño corriente una experiencia digna de un spa.

Este tipo de productos se ofrecen en diferentes tamaños, calidades, materiales y equipamiento. Las bañeras de hidromasaje más comunes son las que están hechas de acrílico sanitario con revestimiento de vidrio y resina de poliéster.

En el mercado se pueden conseguir bañeras de este tipo a diferentes precios. Están las más económicos -con funciones simples- y lo más vanguardistas -con varios elementos extras-. Los modelos se adaptan a las necesidades y gustos de cada usuario, por eso hay muchísimas opciones donde elegir.

Los modelos más utilizados son los rectangulares, aunque también hay bañeras ovaladas, octogonales y las clásicas redondas. En Web del Hidromasaje ponemos a tu alcance un catálogo de más de 50 bañeras jacuzzi para que puedas elegir la que mejor va con tu estilo y decoración.

Si estás interesado en adquirir una bañera con hidromasaje debes tener en cuenta una serie de consideraciones para que puedas darle un buen uso. Aprender a usar estas tinas es primordial para alargar su vida útil.

¿Quieres saber más? Sigue leyendo este artículo.

Así funciona una bañera con hidromasaje

Una bañera de hidromasaje funciona con un sistema bastante sencillo. Para hacer uso de ella se debe llenar con agua a temperatura en que el usuario se encuentre a gusto. El agua debe estar al menos cinco centímetros por encima de la ubicación de los jets que inyectan el agua o el aire, o en su defecto, cubriendo los sensores de nivel (como es el caso de los jacuzzis de jardín).

Después de que la bañera con hidromasaje esté llena, se debe encender la bomba en el panel de interruptores. La ubicación de este panel dependerá del modelo que la persona tenga en casa.

En ese mismo lugar se puede cambiar la intensidad del masaje por medio de un regulador que controla el flujo del agua o aire que se inyecta. Cada persona lo puede adaptar a su gusto y necesidades.

Si la persona desea obtener relajación en la zona de la nuca, puede activar el sistema de hidrojet cervical que viene integrado en algunos de estos equipos. El funcionamiento de esta modalidad puede interrumpirse de forma individual.

La gran mayoría de las bañeras con hidromasaje tienen incluido lo siguiente: un panel digital para encender el equipo y controlar su funcionamiento, un regulador que controla la mezcla de agua que sale durante su uso y una serie de jets que salen por distintos orificios de la bañera al objeto de producir masajes relajantes en todo el cuerpo.

Las tinas con bomba de aire tienen la capacidad de expulsar aire desde el fondo de la bañera y de esta forma producen una cantidad enorme de burbujas ascendentes que explotan al contacto con la piel. De igual forma, hay bañares de hidromasaje que tienen un sensor que mide el nivel del agua. Esto sirve para apagar las bombas automáticamente si el agua está por debajo del nivel de los jets.

Factores a tener en cuenta para elegir una bañera con hidromasaje

Para realizar la elección de una bañera con hidromasaje hay que tener en cuenta ciertos factores. Y son más de los que la gente cree. Entre los más importantes tenemos: el espacio que se tenga disponible para la instalación, la ubicación y el presupuesto.

Saber dónde comenzar la instalación es primordial. La tarea será mucho más sencilla si pretendes instalar una bañera con hidromasaje en una vivienda aún sin construir. De esta forma puedes planificar con bastante tiempo dónde vas a colocar la bañera, así como elegir modelos de gran tamaño que una vez instaladas las puertas no podrías introducir.

Por otro lado, si necesitas reacondicionar tu cuarto de baño para que la bañera con hidromasaje pueda entrar, deberás procurar que tu modelo se adapte al espacio que tienes disponible. Esto puede impactar -de forma negativa- en el precio total de instalación.

¿Dónde se debe colocar la bañera? Existen una gran variedad de bañeras con hidromasaje que sirven para exterior y otras para interior. Gracias a esto, la instalación de estas piezas se puede realizar más allá de un baño. Por ejemplo, se pueden colocar en terrazas, balcones, dormitorios, patios y jardines. Todo dependerá de los gustos de cada persona, por supuesto.

Tener en cuenta el tamaño de la bañera también es primordial, sobre todo hay que saber el peso que puede sostener llena de agua y con el máximo de personas dentro de ella. Por lo mismo es difícil colocarlas en pisos altos, ya que normalmente se necesita de una grúa para ponerla en su lugar. Además, en algunos casos, será necesario reforzar los patios y terrazas donde se colocarán haciendo más cara su instalación.

Otro punto importante en la instalación es el tema eléctrico, la canalización del agua y el nivel del suelo. Si al momento de colocar la bañera con hidromasaje no se tienen en cuenta estos factores, es posible que acaben apareciendo problemas que podrían haber sido resueltos con una correcta planificación.

Tener una buena ventilación en el lugar donde estará instalada la bañera también es fundamental. Este tipo de tinas producen mucha humedad y moho.

¿Cómo cuidar una bañera con hidromasaje?

Hacer un uso correcto de la bañera con hidromasaje garantizará que el aparato tenga una vida útil más prolongada. Estas tinas, al estar fabricadas con materiales muy resistentes, sólo necesitan cuidados higiénicos. Por ejemplo, una vez a la semana se puede llevar a cabo una limpieza para de esta forma evitar la aparición de hongos y bacterias.

La bomba de la bañera puede ensuciarse con pelo o suciedad debido a que succiona agua del interior del vaso. Para no tener complicaciones con esta pieza, es necesario realizar una limpieza periódica.

Para implementar la limpieza interna del aparato, lo que hay que hacer es llenar la bañera de la misma forma como si se fuera a realizar un baño. Al agua se le agregarán unos litros de lejía. Luego se pondrá en funcionamiento por unos minutos y será suficiente para que quede totalmente limpia.

En fin, tener en cuenta todas estas recomendaciones será de gran ayuda al momento de instalar, usar y cuidar una bañera con hidromasaje de la manera adecuada. Si haces todo de la forma correcta, podrás disfrutar de todos los beneficios que estos equipos pueden ofrecerte.

Para la instalación se recomienda el asesoramiento de una empresa especializada en este tipo de bañeras de cara a evitar cualquier tipo de contratiempo durante la colocación.

 

Por: Web del Hidromasaje

AGREGAR COMENTARIO

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *